Diario Judío México -

Jacobo Olegnowicz Woldemberg, cursó sus estudios de Ingeniería Mecánica en el Instituto Politécnico Nacional. Al terminar su carrera, ingreso a trabajar en la Compañía Paraestatal DIESEL NACIONAL, S. A. DE C. V., “DINA” donde inició en el departamento de Ingeniería de Diseño en las oficinas de la Cd. De .

Posteriormente fue trasferido a la Planta en Cd. Sahagún, Hgo., donde se desempeño como ingeniero de producto.

Entre los años de 1959 fue ascendido a Jefe del Departamento de Diseño de camión mediano, donde tuvo una activa intermediación con las plantas estadounidenses de fabricación de componentes automotrices, como lo fueron Rockwell Std. Corp., Dana-Spicer, Eaton Manufacturing Co. Ross Gear, etc.

En el año 1961, DINA terminó sus relaciones comerciales y de licencia con la compañía italiana FIAT, ya que el tamaño de los camiones FIAT no eran los propicios para el trasporte de bienes y servicios en , ya que la carga pesada era, en su mayor parte, transportada por medio del FFCC. Esto dio lugar a que la Dirección General de DINA convocara a un concurso donde participaran las mejores marcas de fabricación de camiones medianos, a nivel mundial, para seleccionar el camión que mejor se comportara en las carreteras de y ofreciera las mejores condiciones para su fabricación en DINA:

Entre las marcas que participaron se encontraban: MACK (Estados Unidos), PEGASO (España), MAN (Alemania), BERLIET (Francia) INTERNATIONAL (Estados Unidos) de los cuales se recibieron prototipos para someterlos a pruebas en las carreteras de .

Fue entonces que Jacobo Olegnowicz solicitó a la Dirección General de DINA la oportunidad de diseñar y desarrollar un camión que fuera de marca propia y de diseño mexicano. El Lic. Victor Manuel Villaseñor, Director General, hizo el siguiente comentario: “No creo que este imberbe ingeniero pueda diseñar un camión que pueda competir con las marcas internacionales” aludiendo a la juventud de Jacobo.

Sin embargo, Jacobo no se rindió ante este comentario y siguió luchando por desarrollar este proyecto. Fue cuando a mediado del año 1961 consiguió el apoyo del Superintendente General de la Planta en Cd. Sahagún, el Ing. Adolfo Palazuelos quien consiguió la autorización para el desarrollo del proyecto.

En el mes de agosto de 1961, Jacobo se trasladó a Detroit, Mich. Para iniciar el proyecto. Se contrató al señor Irwing A. Weiss, quien se desempeñó como Director de Ingeniería de la Cia. Packard de los EEUU como asesor del proyecto. Yo lo alcancé en Detroit en el mes de noviembre del mismo año para colaborar con él.

Se rentaron instalaciones en la Av. Woodword de la ciudad de Detroit y personal de dibujantes (2) y una secretaria, así como se rentó mobiliario para instalar una oficina cerca del corazón de la industria automotriz norteamericana.

Jacobo y yo nos habíamos conocido 2 años antes en DINA, desde un principio formamos un equipo de trabajo donde yo me encargaba de lo referente al diseño y la administración de la información de ingeniería, incluyendo planos, especificaciones, procedimientos, etc.

Siendo yo mexicano, no hubo diferencias entre nosotros, por lo contrario siempre nos unió una hermandad, no solo en el trabajo sino en lo social y familiar. Todos los días miércoles llegaba a mi domicilio para cenar juntos con mi esposa, él era soltero, y los viernes pasaba por nosotros para dirigirnos a la Cd. De , por estas razones siempre lo consideré como un hermano.

Trabajamos en Detroit por 8 meses, visitamos a las principales plantas de fabricación de motores, transmisiones, ejes, carrocerías, etc., y se fueron seleccionando los elementos que mejor se acoplaran al proyecto. Jacobo conocía perfectamente las condiciones de los caminos mexicanos y el diseño fue orientado a resolver los problemas que pudieran presentarse en aquellas carreteras que todavía eran difíciles de transitar.

Jacobo fue el hermano que lloró conmigo cuando, estando a solo tres días para regresar a y habiendo terminado el proyecto en los EEUU, falleció mi hijo primogénito.

Cuando regresamos a México, se procedió a construir el primer prototipo de lo que fuera el Camión Mediano D-501. Nuestro prototipo fue sometido a las mismas pruebas de los prototipos transnacionales habiendo superado los resultados dados por estos. Finalmente se fabricó el camión diseñado por Jacobo.

De esta manera, Jacobo Olegnowicz fue el pionero de la ingeniería mexicana en la industria automotriz. Ninguna marca renombrada nos respaldaba y posteriormente, fue el camión más vendido en México en todos sus modelos que fueron desarrollados posteriormente.

La decisión y confianza en sí mismo de ese joven ingeniero, hizo posible que los camiones DINA, por muchos años, fueran líderes en el mercado mexicano y que el desarrollo de la ingeniería mexicana fuera posible.

Nominado por:José Jesús Montaño Larios

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

2 COMENTARIOS

  1. Estimado Ingeniero Jose Jesus Montaño Larios,
    Acabo de tener la gran emocion de leer su articulo acrca de mi querido papa Jacobo y me llena el alma de emocion que se le recuerde despues de tantos años.

    Nos gustaria podernos contactar con usted si es posible, mis hermanos, mi mama y yo. Le voy a agradecer enormemente sus datos.

    Mil Gracias.
    Karen Olegnowicz via @facebook

  2. Primero que todo los felicito por haber recordado a gran amigo mio: Jacobo.

    Les falto , tambien comentar, que fue él quien trajo a México a los motores Rolls Royce.
    Fue también Director Comercial del complejo Sahagún diesel Nacional. Aparte fue un gran judio que apoyo a la comunidad siempre y sus necesidades. Excelente amigo Z"L.

    Jacobo, y su servidor estudiamos y trabajamos juntos yo fui distribuidor de Dina , Presidente de los Distribuidores Dina y miembro del Consejo de Diesel Nacional,viajamos con nuestras familias y de trabajo, el fue aparte un excelente esposo y padre.

    Aprovecho para felicitarles por este medio de comunicación hacia la comunidad

    Mario Duque

Deja tu Comentario

Artículo anterior12° Gran concurso anual del Keren Kayemet Leisrael
Artículo siguiente“Bibi-sitter” abre la campaña con un buen comercial