Nació en la ciudad de Chelm, Rusia.

El Sr. Max Wolfowitz Warman, (abuelo del Sr. Alain Rosenberg, fundador de DIAMANTEX®), en sociedad con su hermano Arturo, establecen un taller de joyería y de tallado de diamantes, el primero en el país, en la Calle del Eliseo en la Cd. de México, durante la primera década del Siglo pasado, en pleno Porfiriato.

Max Wolfowitz retorno a Europa en 1917; en 1942 regresó y estableció un negocio de piedras preciosas y joyería, en Isabel la Católica 30, Altos. Unos años después de su fallecimiento, en 1948, su hijo Ignacio (Nacho) lo cerró, y paso a colaborar con esta empresa.

DIAMANTEX® fue fundada el 1º de Agosto de 1956, por los señores Alain y Felipe Rosenberg Wolfowitz, originalmente como taller de montado y tallado de diamantes, su oficio, respectivamente. En 1960 ya se vendían brillantes, paladio, platino e investimento. A fines de la década se había incorporado la línea de Galvanostegia y se completó la de Metales Preciosos con oro y plata. A fines de los 70 se suman la línea de Cera Perdida, laminadores, diamantadoras y otras máquinas.

En 1978, se empiezan a impartir los afamados SEMINARIOS DIAMANTEX®. Hoy DIAMANTEX® es una empresa moderna, con tres tiendas: México, D. F., Taxco, Gro. (1986) y Guadalajara, Jal. (1988). Preside el Consejo de Administración el Sr. Alain Rosenberg W. Que también funge como Director General, siendo el arquitecto David Duhne Backhauss su Director Técnico.

Dedicada a servir exclusivamente al ramo joyero, con artículos selectos de y otros países como Alemania, Estados Unidos, Francia, India, Italia, Israel, Japón, Suiza y Taiwán, se ha especializado en los procesos de la cera perdida, pulido manual y a granel y galvanostegia. DIAMANTEX® es un factor primordial en el desarrollo de la joyería en y de la capacidad de exportar de la que esta industria goza ahora.

FuenteDiamantex.com.mx

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorDemocracy in Latin America: a Focus on Challenges Ahead
Artículo siguienteForoJudio.com lamenta profundamente la sensible pérdida de la Sra. Masha Blumental Z"L
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.