Diario Judío México - Al final, nunca se alejó de la zona donde sembró el pánico. Cherif Chekatt, el presunto autor del atentado del martes cerca del mercadillo de Navidad en , fue abatido apenas 48 horas más tarde en la misma ciudad donde mató al menos a tres personas y dejó heridas a otra docena, varias de ellas de extrema gravedad, según confirmaron las autoridades francesas. Chekatt murió ayer en un tiroteo con fuerzas del orden en Neudorf, el barrio de donde se le perdió la pista tras huir en un taxi la noche del martes desde el centro de la ciudad, y no muy lejos del histórico mercadillo de Navidad de la capital alsaciana donde el martes se produjo el ataque. “Es una buena noticia”, dijo el alcalde de la localidad.

“A las 21.00, un equipo de la brigada especializada sobre el terreno, compuesta de tres miembros, vio a un individuo que deambulaba por la vía pública a la altura del número 74 de la calle Lazaret. Ese individuo correspondía a la descripción de la persona buscada desde la noche del martes”, explicó el ministro del Interior, Christophe Castaner, en una breve comparecencia pública desde , adonde se había vuelto a desplazar anoche. En el momento en que los agentes iban a proceder a su detención, el individuo “se dio la vuelta y se enfrentó a los funcionarios de policía a disparos. Ellos respondieron de inmediato y neutralizaron al agresor”, agregó.

Chekatt, un hombre de 29 años nacido en  en el seno de una familia de origen argelino, según la prensa, se había convertido en el hombre más buscado de desde que logró escapar la noche del martes tras perpetrar un tiroteo en el casco histórico de , en las inmediaciones de su famoso mercadillo de Navidad. Las autoridades habían calificado el ataque como terrorista tras analizar los hechos y el perfil de Chekatt, un delincuente común pero radicalizado que, pese a su juventud, acumulaba ya 27 condenas por atracos en , Alemania y Suiza y estaba en el radar de las fuerzas de seguridad por su radicalización durante su última estancia en una prisión francesa, en 2015.

Operación frenética

Chérif Chekatt, abatido por la policía en Estrasburgo

Más de 700 agentes habían sido asignados a la búsqueda del presunto terrorista, en una operación frenética que se extendió a la vecina Alemania. El barrio donde finalmente fue abatido había sido objeto de una operación policial por la tarde, aunque las autoridades habían indicado en aquel momento que no se trataba de una pista caliente sobre el paradero de Chekatt.

La noticia de su muerte se conoce después de un día más de tensión máxima en la capital alsaciana, que solo poco a poco ha ido recuperando su ritmo habitual, aunque en medio de medidas extraordinarias de seguridad. De hecho, justo antes de conocerse el operativo que acabó con la muerte de Chekatt, Castaner había anunciado la decisión de las autoridades locales de reabrir el mercadillo de Navidad, el más antiguo de , hoy mismo tras dos días clausurado, pero bajo medidas especiales de seguridad.

El alcalde de , Roland Ries, celebró la noticia de la muerte del presunto terrorista como “una buena noticia” que, dijo, “va a facilitar el regreso a la vida normal”. La búsqueda de Chekatt se había convertido en la prioridad número uno de las autoridades, que la noche pasada habían decidido pedir la colaboración ciudadana para su localización.

“29 años, corpulencia normal, cabello corto, posible barba, piel mate, marca sobre la frente”. Esa era la descripción que acompaña la fotografía de Chekatt en un cartel de “alerta de atentado” distribuido en toda desde la noche del miércoles y que pedía ayuda a posibles testigos para encontrar al acusado de la matanza de Estrasburgo. “Individuo peligroso. Sobre todo, no actúe solo”, subrayaba tanto el afiche como las redes oficiales que también lo distribuyeron.

Su muerte se produjo en el mismo día en que se conoció el fallecimiento, en un hospital de Estrasburgo, de una de sus víctimas como consecuencia de las heridas producidas en el atentado, con lo que el saldo de asesinados por Chekatt aumenta a tres. No se descarta que esta cifra pueda seguir aumentando. La prefectura regional subrayó que se trata de un balance “provisional”. Entre los cinco heridos graves —además de ocho leves— se cuenta una persona en muerte cerebral, según las autoridades.

“Pienso en las víctimas, en los heridos, en sus allegados. Pienso también en las fuerzas de seguridad que han sido implicadas. Estoy orgulloso de vosotras”, concluyó el ministro en una breve intervención desde Estrasburgo. Tras su comparecencia, Castaner se desplazó hasta el lugar para rendir homenaje a las fuerzas del orden. Minutos después del anuncio de la muerte de Chekatt, el órgano de propaganda del Estado Islámico (ISIS), Amaq, se atribuyó la autoría del ataque asegurando que el atacante era uno de sus “soldados”.