El aullido de las sirenas, exactamente a las 8 de la noche, nos señala la entrada a una de las jornadas más extremosas y bipolares de nuestra existencia como ciudadanos de este pequeño país.

Esta jornada, que comienza con Yom Hazikaron, culmina 24 horas después con el comienzo de la festividad civil más importante del país, el Día de la Independencia. Yom Haatzmaut.

Yom Hazikaron, el día del recuerdo, es el día en el que el país recuerda y conmemora a sus hijos e hijas caídos en defensa del estado. Es el día en el que todos nos unimos para recordar a los nuestros que cayeron, padres, abuelos, hijos, hermanos, amigos y compañeros de trabajo y de armas. Hoy también recordamos a todos aquellos que fueron asesinados por el terrorismo que no ha dejado de azotar a este país, y este año recordaremos a las 15 últimas víctimas que se unieron a la interminable lista.

El paso de la reflexión, el luto y el recuerdo a las festividades desbocadas de la noche, son el indicativo más claro de la vida en este país. Una montaña rusa de sentimientos y de hechos. Se revuelcan juntos el júbilo y el profundo dolor. En un solo momento el país pasa de su momento más triste al más grandioso.

Atrás queda el luto de más de 24,000 familias que han perdido a sus seres queridos a través de la historia del país y en las vísperas de su formación, y da lugar y forma a las celebraciones callejeras de cohetes, ferias y carnavales. Cada ciudad compite con la vecina para atraer a los más afamados artistas del momento. Cada ciudad invierte fortunas para lograr atraer a estos artistas a sus tarimas callejeras, a los parques públicos y a los teatros municipales.

Y por la mañana sale un país entero a invadir los parques públicos y las áreas verdes para hacer, cada uno, su propio picnic. Es esa la tradición. Año tras año la misma travesía, del dolor profundo y ciego a la mayor felicidad.

Así que recordemos hoy a los que con su muerte nos heredaron vida y patria, y mañana por la noche, después de todos los solemnes actos luctuosos, desboquémonos después a festejar a este joven y maravilloso país, que es nuestra casa.

AM ISRAEL JAI

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorVino, viajes y otros placeres
Artículo siguienteEl odio no es lo más peligroso. Lo más peligroso es la indiferencia
Nacido en CDMX en 1961. Egresado del CIM. Cursó estudios de fotografía y periodismo en New School for Social Research y Parsons School of Design en NY. Inmigró a Israel en 1989 donde trabajó en diversos medios políticos y en 1991 se integró al equipo de Yediot Ajronot al cual pertenece hasta el día de hoy. En el curso de su labor en Yediot Ajronot cubrió áreas deportes, noticias, turismo, chequeo consumidor, economía. Dirigió también el laboratorio de fotografía del diario y fue pivote en la transición del diario a la fotografía digital. Actualmente es responsable del área jurídica encargada de derechos de autor de fotografía en el diario. Activista social y político, es miembro del Partido Laborista (Haavodá) y dentro del marco del partido es miembro fundador de Tribu13, célula latinoamericana en el partido. Miembro fundador y activo en Enemies4Peace, organismo que en conjunto con funcionarios de la Autoridad Palestina lucha por acercar y de-demonizar a las sociedades israelí y palestina para lograr un diálogo entre personas con el propósito de crear un marco de paz. Durante casi 30 años mantiene lazos fraternales y políticos muy profundos con la sociedad druza de Israel. Habitante de Rishon Letzion desde 1996 es activo como voluntario en actividades enfocadas a encauzar por buen camino a los jóvenes de la ciudad. Creador y administrador de grupo mexicanos en Israel en Facebook con casi 2000 miembros. Reconocido a nivel mediático como uno de los representantes de la comunidad mexicana en Israel.