Women of the Wall es un grupo que organiza un servicio de oración para mujeres en el lugar sagrado el primer día de cada mes del calendario hebreo. El mismo enfrentó durante mucho tiempo la oposición de los judíos ortodoxos que buscan irrumpirlo.

Realizado en el en Jerusalén, el evento de este mes fue interrumpido por más de 100 manifestantes ortodoxos. Sucedió un día después de que el ex primer ministro Benjamín Netanyahu amplificara la causa de los manifestantes llamando a frenar el evento.

Un acuerdo firmado en 2016 tenía como objetivo poner fin a los enfrentamientos creando un espacio de oración para grupos no ortodoxos en el sitio. Pero Netanyahu, entonces primer ministro, suspendió el acuerdo al año siguiente.

Se considera que el nuevo gobierno de Israel implemente el acuerdo, sin embargo, hasta ahora no se ha tomado ninguna medida.

Antes del servicio del viernes, el presidente israelí Isaac Herzog pidió a los miembros de la Knéset que planeaban unirse a las manifestaciones de ambos lados que se quedaran en casa. Todos menos uno de los miembros ortodoxos que habían dicho que se unirían a la protesta se mantuvieron alejados.

El viernes por la mañana, las Women of the Wall esperaron en el puesto de control de seguridad para ingresar al Kotel. Una vez dentro, el grupo celebró un servicio en el lugar.

“Pasamos de contrabando un rollo de la Torá, pero, por supuesto, no se nos permitió llevarlo a la sección de mujeres”, escribió el grupo en Facebook. “La seguridad los rodeó en un intento de tomar el pergamino. Una turba rodeó al grupo y finalmente los empujó físicamente fuera de la plaza. No pudimos leer la Torá esta mañana».

FuenteAURORA

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorReforma eléctrica
Artículo siguienteUn nuevo museo de San Pablo busca explicar qué significa ser judío en Brasil