Diario Judío México - “Tengan paciencia, los judíos son los últimos”, le dijo un puestero a una colegiala de 16 años judía, según informó el incidente Stamford Hill Shomrim a la policía.

El hecho se habría producido en un negocio que recibe paquetes para ser entregados en otro lugar, una especie de correo privado de encomiendas, cuando la persona que atendía a la colegiala dejó de hacerlo para atender a un nuevo cliente. La niña le solicitó que terminara de entregarle el comprobante de su envio así podía irse.

La respuesta recibida perturbó a la niña y tuvo que ser asistida por miembros de Shombrim, la organización londinense integrada por judíos en forma voluntaria, que patrulla las calles en las zonas con una importante población judía de , entre ellas Stanford Hill, y colabora con la policía londinense en la prevención, denuncia y esclarecimiento de hechos antisemitas.