11
• La judía es el evento más significativo de cambio en la vida de la persona. Antes de la hay dos individuos independientes y separados. Después de la boda, hay una pareja casada con un alma unificada y objetivos compartidos.

• El novio (jatán) y la novia (kalá) son en verdad dos partes de una misma alma que se dividió antes de que ambos nacieran. Bajo la jupá (el palio nupcial), estas dos mitades del alma alegremente vuelven a reunirse.

LAS COSTUMBRES PREVIAS
• Antes del compromiso: Debe compartirse toda información médica, psicológica y personal que pueda llegar a impactar sobre el matrimonio, para evitar conflictos innecesarios o incluso el divorcio en caso de que esa información no sea revelada.

• La fecha de la se establece de acuerdo con el ciclo menstrual de la mujer.

• El llamado al novio: El Shabat antes de la se acostumbra que el novio sea llamado a leer la Torá. Esto se llama ufruf, lo cual literalmente significa “llamado”. Esto generalmente se acompaña con un kidush para la comunidad y la familia celebra comidas festivas.

EL DÍA DE LA
• Ayuno: En algunas comunidades se acostumbra que la novia y el novio ayunen hasta que esté concluida la ceremonia. Esto se hace para honrar la santidad del día.

• Talit: Es un artefacto con el cual rezan los hombres casados, es un recuerdo de la unión espiritual que tienen con su esposa y del nivel que ese estatus les da. Así como la novia llevará puesto el anillo toda su vida también el novio llevará el Talit puesto toda su vida. Se acostumbra que sea la novia quien regala a su futuro esposo este instrumento.

• Kabalat panim (Recibimiento): Es costumbre que el novio y la novia no se vean el uno al otro por una semana antes de la boda. Esto aumenta la expectación y la emoción del evento. Por lo tanto, antes de la ceremonia, el novio y la novia saludan a los invitados por separado. Esto se llama “Kabalat Panim”.

En este momento las madres de los comprometidos rompen un plato. El motivo es mostrar la seriedad del compromiso: al igual que un plato no puede ser nunca reparado completamente, también una relación que se rompe no puede ser nunca reparada totalmente.

• Badeken: A continuación viene el Badeken, el bajado del velo de la novia por el novio. El novio acompañado por familiares y amigos, se acerca hasta donde está sentada la novia y baja el velo sobre su cara.

Esta es una costumbre antigua simboliza que el amor del novio es más profundo que la belleza física, que el novio la ama por su belleza interna que nunca mermará y no por su belleza externa que con los años irá desapareciendo.

• Jupá: La tiene lugar debajo de la jupá (palio nupcial), que es construida por cuatro palos y telas. Es un símbolo de la casa que será construida y compartida por la pareja. Está abierta por todos los lados, como en antaño la tienda de Abraham y Sara que estaba abierta para dar la bienvenida a amigos y familiares.

• Las Siete Vueltas: Los novios son acompañados a la jupá por sus respectivos padres. Ahí, bajo de la jupá, la kalá da siete vueltas alrededor del jatán.

Este rito simboliza la construcción del mundo en siete días, las siete sefirot (cualidades) divinas, los siete portales de la misericordia, las siete profetizas y los siete pastores de Israel.

Es una forma de representar y dotar de bendición el nuevo mundo que entre ambos están construyendo.

• Bendiciones del compromiso (Kidushin): Se utilizan dos copas de vino en la ceremonia. La primera copa acompaña la bendición del compromiso, después de que esta es recitada la pareja bebe de la copa.

El vino, un símbolo de alegría en la tradición judía, se asocia con el Kidush, la oración de santificación recitada en Shabat y las fiestas. El matrimonio, que se llama Kidushin, es la santificación de un hombre y una mujer.

• El anillo: En la ley judía, el matrimonio se convierte en oficial cuando el novio da un objeto de valor a la novia.

Esto se hace tradicionalmente con un anillo. El anillo debe hacerse de oro liso, sin manchas u ornamentaciones (por ejemplo, piedras preciosas)

El novio toma ahora el anillo de en su mano y le declara a su esposa.

Según la ley judía, éste es el momento central de la ceremonia de boda, y la pareja esta ahora completamente casada.

Testigos: Para que el matrimonio sea válido, la entrega del anillo debe ser hecha en presencia de dos testigos que no sean familiares de los novios y que sean observantes de la ley.

• Ketubá (Contrato matrimonial): Ahora viene la lectura de la ketubá (contrato matrimonial) en el texto original (arameo). En un matrimonio judío el novio acepta sobre sí diversas responsabilidades que se detallan en la ketubá.

Sus obligaciones principales son proporcionar alimentos, refugio y ropa para su mujer, y estar atento a sus necesidades emocionales. La protección de los derechos de una mujer judía es tan importante que el matrimonio no puede ser formalizado hasta que el contrato se haya terminado.

El documento está firmado por dos testigos y tiene el poder de un acuerdo legal. La ketubá es propiedad de la mujer y ella debe tener acceso al documento a lo largo de su matrimonio.

• Las siete bendiciones: Son ahora recitadas sobre la segunda copa de vino. Estas bendiciones son recitadas por el rabino o cualquier otra persona que los novios deseen honrar. Generalmente se acostumbra que sean siete personas distintas las que recitan la bendición.

• Rompiendo la copa: Una copa es ahora colocada en el suelo, y el novio la rompe con su pie. Simboliza la destrucción del Templo de Jerusalem, representa que aun en el momento de mayor felicidad uno debe recordar los momentos de tristeza, ya que siempre están intercalados. Esto marca el final de la ceremonia.

• Yijud: Al terminar, la pareja es acompañada a una habitación privada, y se les deja a solas por unos minutos. En este momento rompen su ayuno.

• La comida festiva (Seudá): Es una mitzva (mandamiento) para los invitados celebrar y comer con los recien casados. Después de la comida, se recita el Birkat Hamazón (la bendición para después de la comida), y las Sheva Brajot son repetidas.

• Durante la semana que le sigue a la boda, es habitual que los amigos y familiares preparen comidas festivas en honor a los novios, coman pan y reciten nuevamente con cada comida las siete bendiciones. A este ritual se le llama la semana de Sheva Brajot.

FuenteWradio

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorSeñales Financieras: Señales encontradas en el futuro financiero
Artículo siguienteDescanse en paz el Sr. Teddy Hanono Amkie Z"L