El Ministro de Salud de Israel, Nitzan Horowit, declaró públicamente ayer, domingo, que la cuarta dosis de para mayores de 60 años ofrece una protección triple contra enfermedades graves y una protección doble contra infecciones en la ola actual impulsada por la variante Ómicron.

Las autoridades del ministerio informaron que las cifras son el resultado del análisis inicial realizado por expertos de varias instituciones académicas y de salud líderes, y compara la cuarta con las que recibieron tres dosis hace al menos cuatro meses. Según se informó, las cifras se basan en 400.000 israelíes que recibieron la cuarta  y 600.000 que recibieron tres dosis, y el ministerio destaca que la metodología es similar a los artículos anteriores que los expertos publicaron en el New England Journal of Medicine revisado por pares.

Esta información se da a conocer luego de que la pasada semana se confirmara que una cuarta inyección de la COVID-19 aumenta los anticuerpos a niveles aún más altos que la tercera inyección, pero no es suficiente para prevenir las infecciones por Ómicron. Estos datos surgieron de un estudio preliminar, el primero en su tipo, que se está desarrollando en Israel, del que se tienen resultados primarios, aún sin publicar.

El Centro Médico Sheba de Israel administró segundas vacunas de refuerzo en un ensayo entre su personal y está estudiando el efecto del refuerzo de Pfizer en 154 personas después de tres semanas y el refuerzo de Moderna en 120 personas después del mismo tiempo, según informó oportunamente Gili Regev-Yochay, directora de la Unidad de Enfermedades Infecciosas Centro Médico Sheba de Israel.

Estos se compararon con un grupo de control que no recibió la cuarta inyección. Los del grupo Moderna habían recibido previamente tres inyecciones de la de Pfizer, según declaración las autoridades del hospital. ”Las vacunas llevaron a un aumento en la cantidad de anticuerpos incluso un poco más alto que el que teníamos después de la tercera dosis”, explicó Regev-Yochay. “Sin embargo, esto probablemente no sea suficiente para Ómicron”, dijo a los periodistas en la presentación preliminar de la información.

Este análisis preliminar fue realizado por investigadores del Ministerio de Salud, el Instituto de Ciencias Weizmann, Technion-Instituto de Tecnología de Israel, la Universidad Hebrea de Jerusalén, además del mencionado Instituto Gertner en el Centro Médico Sheba.

Expectativa y observación

Mientras esos seguimientos continúan, los resultados iniciales de una masa crítica mayor informados por el Ministro de Salud israelí se actualizarán con el tiempo a medida que ingresen más datos.

Israel comenzó a administrar una cuarta dosis a adultos mayores, trabajadores de la salud y personas con sistemas inmunológicos comprometidos a fines de diciembre, ya que la variante Ómicron se extendió rápidamente entre la población. Desde entonces, casi 600.000 israelíes han recibido la dosis extra. La gran mayoría de las personas en Israel han recibido la vacuna Pfizer.

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), las decisiones sobre políticas de dosis de refuerzo de la vacuna deben basarse en la evidencia del beneficio para la salud pública e individual y en las obligaciones para garantizar la equidad mundial en el acceso a la  como un medio para minimizar los impactos en la salud y la transmisión y, por lo tanto, reducir el riesgo de variantes y la prolongación de la pandemia. “Si bien el suministro de vacunas está creciendo, no se distribuye uniformemente”, indica explícitamente la entidad en su último documento sobre recomendaciones de cuartas dosis.

Según los informes, los funcionarios de salud también estaban considerando cancelar las reglas del Green Pass que durante muchos meses han estado limitando la entrada a la mayoría de los espacios públicos solo a aquellos que habían sido vacunados o se recuperaron de COVID-19 en los seis meses anteriores, o habían dado negativo en la prueba las 72 horas anteriores. Las restricciones expirarán dentro de ocho días.

El desarrollo se produce a medida que más y más expertos destacados dicen que las infecciones masivas causadas por la variante Ómicron, incluso entre los vacunados recientemente, hacen que las reglas del Green Pass sean cada vez más obsoletas.

Información publicada en medios locales afirma que un panel de expertos en salud que asesora al gobierno israelí decidió el domingo por la noche recomendar que el Green Pass se elimine por completo para fin de mes.

Israel lidera los contagios per cápita en el mundo durante la actual ola de COVID-19 provocada por la Ómicron, con unos 3 millones de contagios desde que esa variante entró en el país a finales de noviembre, aunque la curva se espera que remita esta semana. En un país con casi 9,5 millones de habitantes, los 3 millones de contagios en la quinta ola suponen que casi un tercio de la población se infectó en la actual ola, según los datos del Ministerio de Salud.

FuenteINFOBAE

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorTiempo en libertad
Artículo siguienteEvita e Israel: la realidad que muchos pretenden ocultar y no quieren ver