La legislación de que apunta a ampliar la educación sobre la fue promulgada el miércoles por la gobernadora Kathy Hochul.

La gobernadora, que asumió el cargo en agosto del año pasado y tiene estrechos vínculos con la comunidad judía local, firmó la legislación en el Museo de la Herencia Judía en Manhattan junto con funcionarios estatales, así como sobrevivientes y sus familias.

El paquete legislativo consta de tres leyes que exigen que las escuelas brinden educación sobre la , obligan a los museos a reconocer las obras de arte robadas por el régimen nazi y garantizan que el Departamento de Servicios Financieros del Estado de publique una lista de instituciones financieras que renuncian voluntariamente a las tarifas por los pagos de reparación de la Shoá.

Se produce cuando el antisemitismo se mantiene en niveles récord en el estado y las encuestas muestran una falta de conocimiento entre los jóvenes.

“Como neoyorquinos, estamos unidos en nuestro compromiso solemne con los sobrevivientes (de la Shoá): nunca lo olvidaremos”, dijo Hochul.

«Estas son personas que han soportado una tragedia indescriptible pero que, sin embargo, han perseverado para construir vidas con sentido y propósito aquí mismo en . Les debemos a ellos, a sus familias y a los seis millones de judíos que perecieron (en la Shoá) honrar sus memorias y asegurar que las generaciones futuras entiendan los horrores de esta era».

El cónsul general de Israel en Nueva York, Asaf Zamir, calificó el paquete de «histórico» y agregó que «promoverá la educación» sobre la Shoá.

El proyecto de ley «arrojará luz donde ahora hay oscuridad, empatía donde hay una ignorancia aterradora», dijo Zamir. “El conocimiento de la operación de persecución y genocidio a mayor escala se está desvaneciendo y el odio ha aumentado sin control durante demasiado tiempo. Proteger nuestra es importante no solo para la supervivencia de todos los grupos a los que apunta el fascismo genocida, sino también para mantener la salud de la democracia misma.»

La legislación llega cuando ha visto tasas de antisemitismo que se disparan. Los crímenes de odio antisemita en la ciudad de casi se cuadruplicaron en enero de 2022 en comparación con el mismo mes del año pasado, informaron los medios de comunicación estadounidenses, citando estadísticas delictivas de la policía de Nueva York.

En sus comentarios, Hochul indicó que el aumento de los crímenes de odio podría combatirse asegurándose de que tantos neoyorquinos como sea posible reciban educación sobre la Shoá. Un estudio de la Conferencia de Reclamos de 2020 encontró que los «millennials» de tienen una conciencia y comprensión sorprendentemente bajas de los eventos de la Shoá, con un 58% incapaz de nombrar un campo de concentración, un 19% que cree que los judíos causaron la y un 28% que cree que la es un mito o ha sido exagerado.

En la víspera del Día de Conmemoración Iom HaShoá, en abril, la gobernadora de Kathy Hochul se dirigió a los líderes judíos de Brooklyn y anunció que el presupuesto estatal para el año fiscal 2023 incluirá 2,6 millones de dólares en fondos para apoyar a sobrevivientes de la Shoá.

La Iniciativa Sobrevivientes de la Shoá, que será administrada por la Oficina para la Vejez del Estado de Nueva York, financiará programas que brinden atención médica y otros servicios a 40.000 residentes del estado que fueron víctimas del genocidio nazi, el 40% de los cuales vive en la pobreza, dijo Hochul.

Antes de anunciar la financiación, Hochul se reunió con un grupo de sobrevivientes.

Año tras año, la financiación aumenta el apoyo a los servicios para sobrevivientes de la en más de 1 millón de dólares. La UJA-Federación de Nueva York, el Consejo Metropolitano sobre Pobreza Judía y otras organizaciones judías sin fines de lucro presionaron por la financiación.

“La UJA-Federación de agradece los inquebrantables esfuerzos de la gobernadora Hochul y la Legislatura que resultaron en 2,6 millones de dólares para apoyar servicios críticos para los sobrevivientes (de la Shoá) de Nueva York”, dijo Eric S. Goldstein, director ejecutivo de la UJA-Federación de Nueva York, en declaraciones sobre el anuncio.

“Debido al trauma pasado, los sobrevivientes a menudo requieren un conjunto especial de servicios sociales, médicos y de salud mental y esta financiación marcará una gran diferencia para ayudar a estas personas a acceder a la atención que necesitan y envejecer con dignidad”.