El Departamento del Tesoro explicó que los sancionados son Adnan Ayad y su hijo Yihad Adnan Ayad, así como Ali Adel Diab.

EE.UU. acusa a Adnan Ayad y a su socio, Adel Diab, que en el pasado ya fue sancionado por el Tesoro, de haber empleado su compañía Al Amir Co. for Engineering, Construction y General Trade, con sede en el Líbano, para recaudar fondos y lavar dinero para Hezbollah. Esa firma es una de las empresas sancionadas este viernes.

Por su parte Yihad Adnan Ayad fue señalado por Washington de haber ayudado o proporcionado «apoyo financiero, material o tecnológico» a la organización, vinculada a Irán y considerada terrorista por EE.UU.

Ali Adel Diab, hijo de Adel Diab, es director y socio de otra de las compañías sancionadas por EE.UU, Hamer and Nail Construction, con base en Zambia.

El subsecretario del Tesoro para Terrorismo e Inteligencia Financiera, Brian Nelson, indicó en la nota que las acciones de este viernes «exponen y tienen como blanco el mal uso por parte de del sistema financiero internacional para recaudar y lavar fondos para sus actividades desestabilizadoras, al tiempo que el pueblo libanés sufre de una crisis económica sin precedentes».

Como consecuencia de estas designaciones, quedan congelados los activos que los sancionados puedan tener bajo jurisdicción estadounidense y se prohíben transacciones financieras con entidades de EE.UU. EFE

FuenteAurora

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorYad Vashem celebró la resolución de la Asamblea General de la ONU contra la negación o distorsión de la Shoá
Artículo siguienteRaíces Mayas