En 2008 José Antonio Kast visitó Israel invitado por la y el gobierno israelí. El momento más emotivo de la gira ocurrió cuando junto a José Antonio Viera-Gallo y Ramiro Mendoza pusieron flores en el memorial de las víctimas del régimen nazi.

Poco después de las 20:40 horas del lunes 25 de octubre y en un nuevo episodio de la franja electoral, el candidato presidencial del Partido Republicano, José Antonio Kast, trató de poner un punto final a las insinuaciones de sus adversarios que han buscado vincular a sus ancestros con el nacionalsocialismo. “Me da rabia, porque la historia familiar nuestra es lo más distante que alguien se puede imaginar del nazismo”, comienza su relato.

Cuenta que él y parte de su familia fueron criados por una anciana alemana, quien también estuvo a cargo de una familia judía. “Mataron a la mamá, a los dos hijos. Se vino el papá de la familia… se vino a Chile y después la trajo a ella. Pero ella incluso perdió la dentadura por los golpes que recibió de los nazis”. Sobre su abuelo, asegura que siempre fue contrario a todo lo que representaba Hitler, y destaca que forma parte de un movimiento religioso donde el propio fundador estuvo en un campo de concentración. “Da rabia porque ‘a uno le ponen un cartelito’ y no conocen la historia que hay detrás”, sentenció el aspirante a La Moneda.

Otro episodio desconocido en la trayectoria de JAK en relación al judaísmo es el viaje que realizó a Israel en 2008, donde pudo visitar Yad Vashem, el centro mundial de recuerdo del Holocausto en Jerusalén, y poner una corona de flores en el recinto central del memorial.

En noviembre de ese año, cuando José Antonio Kast era diputado y jefe de bancada de la UDI, tomó un avión con destino a Tel Aviv invitado por la Comunidad Judía de Chile (CJCh) y el gobierno israelí, junto a una delegación de otras autoridades chilenas, con quienes visitó reparticiones estatales y religiosas.

Vestido de traje, corbata y una kipá, Kast y el resto de los invitados chilenos entregaron una ofrenda de flores que, envuelta en una cinta con el nombre “Delegation Chile 2008”, rendía un homenaje a los judíos víctimas del Holocausto a manos del nazismo.

La invitación a Israel
Un vuelo con escala en Madrid marcó el inicio de una visita que se extendió por una semana y tuvo por objetivo conocer in situ el sistema político y la cultura israelí. Además de la visita a Yad Vashem, la agenda también incluyó un recorrido por los principales lugares turísticos, industrias de alta tecnología y centros de rehabilitación. Además de encuentros con autoridades nacionales como la Presidenta de la Corte Suprema y algunos miembros del parlamento. En un aspecto más religioso, realizaron oraciones por Chile junto a la Conferencia Episcopal en Nazareth.

Dentro de la delegación estaban José Antonio Viera-Gallo, entonces ministro Secretario General de la Presidencia de la expresidenta Michelle Bachelet; el a la fecha Contralor General de la República, Ramiro Mendoza, y sus asesores Julio Palaviccini y José Ramón Correa. Como anfitrión ofició el abogado Gabriel Zaliasnik, quien presidía la CjCh.

En conversación con El Líbero, el exasesor del órgano fiscalizador José Ramón Correa destacó el ambiente de comunidad que se generó entre todos los visitantes al memorial de las víctimas del Holocausto. “Con todas las diferencias políticas de los participantes, fue el minuto en que hubo unanimidad en torno a la atrocidad del nazismo y los totalitarismos. Es un lugar tremendamente impresionante, está en un valle, un lugar de recogimiento profundo. Tiene una especie de campana, de cúpula como la del planetario de Santiago, donde están los rostros de las víctimas y abajo un fondo negro. Una especie de biblioteca circular con los expedientes de las víctimas del Holocausto”, detalló.

Creado en 1953, el museo forma un espacio de conmemoración de los seis millones de judíos asesinados durante la Segunda Guerra Mundial. Está ubicado en lo alto del Muro del Recuerdo donde a través de una serie de fotografías, cartas, maquetas y objetos personales se traspasan los desgarradores testimonios de los supervivientes.

A casi trece años de esa visita, el exsecretario de Estado José Antonio Viera-Gallo recuerda la experiencia: “Yo llevaba una carta de la Presidenta Bachelet al presidente Simón Pérez, que no estaba en ese minuto, así que se la dejamos en el Ministerio de Relaciones Exteriores, y después yo llevaba otra carta al presidente y autoridad Palestina. Ahí yo me separé del grupo porque siguió a visitar un kibbutz en el sur, cerca de la frontera de Gaza. Hice un desvío para ir a la autoridad palestina que está cerquita de Jerusalén y no se demoraba nada en llegar”.

Correa recuerda que durante una de las jornadas visitaron Sederot, una ciudad emplazada a menos de un kilómetro de la Franja de Gaza y que ha sido blanco constante de ataques con morteros y cohetes Qassam. “Las bombas explotaban bien cerca”, contó. “Nosotros fuimos en un minuto bien complicado; a los pocos días se desató uno de los conflictos fuertes de finales de la década del 2010 allá”, dijo.

La polémica electoral
No es la primera vez que Kast es interpelado por sus adversarios políticos invocando a sus ancestros alemanes. Durante el debate televisivo de inicios de octubre, Gabriel Boric (Apruebo Dignidad) lo interpeló: “Tu padre mismo fue un migrante después de haber combatido en el ejército nazi”.

Ahora bastó una cuestionada nota de El Mercurio para reflotar electoralmente el tema. Con un recuento que va desde su muerte hasta su historia de amor, la edición dominical de El Mercurio dedicó una página completa al 75 aniversario de muerte del exlíder nazi Hermann Göring. El artículo de la sección “Sociedad” generó una serie de críticas por considerar que la publicación hacía una apología al nazismo. Y el tema se convirtió en campo para la carrera presidencial, pues distintos políticos de izquierda se hicieron eco de aquel mensaje de Boric para golpear al candidato del Partido Republicano, quien no aparecía en la nota.

Por medio de su cuenta de Twitter, la aspirante a La Moneda Yasna Provoste (DC) emplazó a JAK a condenar la publicación de El Mercurio, “aunque eso implicara desconocer su propia historia familiar”.

Ante la acusación y por medio de la misma vía, Kast respondió a la senadora: “Lamento profundamente la bajeza de tus palabras y falsas imputaciones. Mis padres no están vivos para defenderse, pero a nombre de ellos rechazo absolutamente que intentes usar a mi familia y el sufrimiento de millones de personas con fines político electorales”.

El republicano también condenó la publicación de El Mercurio. Si bien destacó ser un firme defensor de la libertad de prensa, el derecho a informar y emitir opinión, aseguró que “tenemos derecho a criticar cuando los medios se equivocan al abrir espacio a que se relativice el horror causado por un personaje despreciable como Göring y el régimen criminal que lideró”. “El nazismo es una ideología criminal, responsable del asesinato de millones de personas y cuyas acciones -y la apología a las mismas-, deben ser condenadas categóricamente y no relativizadas. Toda mi solidaridad con la por este inaceptable agravio”, sentenció.

Al parecer las palabras del exparlamentario no fueron suficientes para la diputada del Partido Comunista Carmen Hertz, quien también asoció la publicación al candidato. Dijo que los seguidores del medio conformaban la “elite parásita de la que forman parte admiradores del nazi”.

Fue el propio expresidente de la comunidad judía Gabriel Zaliasnik quien respondió a las acusaciones y recordó el viaje de Kast a Israel. El abogado dijo que en ocasiones compartía muchas cosas con el candidato y en otras no, “pero de algo estoy seguro, no es ni ha sido nunca un nazi. Quienes lo insultan o provocan, no solo no conocen a Kast sino que no respetan a las víctimas de ese régimen criminal. Él las honró en Museo Holocausto”.

Los dichos de Provoste y Hertz surgieron justo el día en que la encuesta Cadem situó al candidato de Republicanos a la cabeza de la carrera presidencial con el 23% de las preferencias. Cifra que lo posiciona tres puntos por sobre el abanderado de Apruebo Dignidad (20%) y de la representante de la Democracia Cristiana (DC), Yasna Provoste, quien se quedó con el tercer lugar con el 12%.