Una delegación comercial conformada por 14 israelíes viajaron a La Habana entre el 5 y el 7 de diciembre pasado para estrechar vínculos con el Gobierno cubano, según informa el diario The Times of Israel.

Gabriel Hayon, CEO de la Cámara de Comercio -América Latina con sede en Tel Aviv , dijo que este viaje inusual fue un éxito, incluso a pesar de que aún no ha dado lugar a ningún trato comercial específico.

En opinión de Hayon, el principal impedimento para el comercio israelí con La Habana no es la falta de relaciones diplomáticas entre los dos países, sino la falta de efectivo que el Gobierno de Raúl Castro tiene disponible para gastar en productos y conocimientos israelíes.

“Los israelíes serán muy cautelosos cuando hagan con Cuba”, dijo Hayon a The Times of Israel. “No esperamos que nadie ponga dinero por adelantado desde el primer día. Y, por la parte cubana, las cosas toman mucho tiempo”.

“Nuestro mayor logro fue la cálida recepción que recibimos de la Cámara de Comercio de Cuba”, agregó Hayon. “Del lado cubano había muchos funcionarios del Gobierno cuyas agencias están relacionadas con los sectores que interesan a nuestra gente: biofarmacia, turismo, agricultura e infraestructura”.

De acuerdo con Hayon, los sectores más atractivos para las empresas israelíes en son la agricultura (aves de corral, pescado, cerdo, riego, cítricos, fertilizantes, semillas y pesticidas); tratamiento de aguas y alcantarillado; energía (especialmente tecnología eólica y solar); producción de alimentos (café, jugo y alcohol); bienes raíces (oficinas, fábricas y administración de hoteles); productos químicos (para la industria local y la agricultura) y productos farmacéuticos.

El Gobierno cubano recibió “calladamente” a esta delegación comercial, la primera en visitar la Isla desde que La Habana cortó los lazos con el estado judío en 1973, precisa The Times of Israel.

El viaje costó un promedio de 2.500 dólares a cada empresario y la visita incluyó excursiones a la zona franca industrial de Mariel, a varias fábricas y a un monumento local al Holocausto.

“Este viaje podría haber tenido lugar sin el permiso oficial del régimen de Castro, o sin el aliento del Gobierno del primer ministro Benjamin Netanyahu”, apostilla el diario israelí.

A pesar de la visita de esta delegación y de las intenciones de realizar intercambios comerciales, funcionarios de señalan que un avance en las relaciones diplomáticas todavía no es tan fácil.

“Hay, por supuesto, interés en renovar nuestras relaciones con Cuba, junto con otros países que cortaron sus lazos con nosotros”, dijo Yoed Magen, director del departamento de Asuntos de Centroamérica, México y el Caribe del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel, cuando se le preguntó si tales lazos se restablecerán pronto. “Pero no va a ser tan fácil”.

Después de 25 años de estrechos vínculos, La Habana rompió relaciones con en septiembre de 1973.

El histórico establecimiento de relaciones diplomáticas entre Washington y La Habana en 2015 reabrió las conversaciones para que los gobiernos de y también se acerquen, aunque esto no se ha materializado.

El Gobierno cubano apoya la causa palestina. votó durante años en Naciones Unidas contra la resolución de condena al embargo estadounidense que rutinariamente presenta La Habana.

El octubre de 2016, por primera vez, se abstuvo en la votación, al igual que el Gobierno del entonces presidente estadounidense Barack Obama.

A principios de octubre ya estuvo en la Isla en un inusual viaje privado la titular de Cultura israelí, en lo que según el diario Haaretz es la primera visita de un ministro israelí en activo a la Isla desde 1973.

De acuerdo con la prensa israelí, negociaciones diplomáticas secretas entre Tel Aviv y La Habana se habrían paralizado con el triunfo del presidente de EEUU, Donald Trump.

En diciembre pasado, Trump declaró que Jerusalén era la “capital de Israel” una “grave y flagrante violación” contra las Naciones Unidas, que el 21 de diciembre votó para condenar la decisión de EEUU. El Gobierno de la Isla calificó la decisión de Trump como una “vulneración de los intereses legítimos del pueblo palestino”.

El exdiplomático cubano Carlos Alzugaray dijo que los lazos futuros de La Habana con Tel Aviv descansan, en gran medida, en la capacidad del estado judío para hacer las paces con los palestinos.

“No creo que nosotros en no simpaticemos con la tradición israelí. Yo mismo era un gran admirador del movimiento kibbutz. Pero nuestra actitud hacia es contradictoria. Tal como lo vemos, basa su independencia y autodeterminación demasiado en abusar de los palestinos y negarles su patria. No sé si los israelíes alguna vez podrán salir de este problema”, sostuvo.

FuenteDiario de Cuba

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorDescanse en paz la Sra. Raquel Amiga Urfali Z”L
Artículo siguienteBleus, vedres, pretos….
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.