Diario Judío México - Los hijos de madres expuestas a ataques terroristas durante el embarazo tienen 2,5 veces más probabilidades de desarrollar esquizofrenia que las madres que no están expuestas al terror durante el embarazo.

Este fue el hallazgo de un estudio exhaustivo llevado a cabo en la Universidad de Haifa. “Es posible que el estrés psicosocial de los ataques terroristas en las madres ocurra durante un período crítico de desarrollo del cerebro fetal. Las amenazas durante un período tan crítico de neurodesarrollo fueron tan potentes que años después aumentó el riesgo de esquizofrenia “, explicó el profesor Stephen Levine, uno de los autores del estudio.

Los investigadores trataron de examinar si los bebés nacidos de madres expuestas a ataques terroristas, pero no involucrados en ellas, enfrentaban un riesgo elevado de esquizofrenia.

El estudio fue realizado por el estudiante de doctorado Yael Weinstein, el profesor Stephen Levine, el profesor Itzhak Levav, el profesor Marc Gelkopf, el profesor David Roe del Departamento de Comunitaria de la Universidad de Haifa y las profesionales del Departamento de Información y Evaluación del Ministerio de , Inna Pugachova y Rinat Yoffe.

El estudio se basó en información relacionada con 201.048 niños nacidos entre 1975 y 1995, 97.711 niñas y 103.337 niños. Los niños fueron monitoreados durante un período promedio de 27 años para determinar si desarrollaron esquizofrenia o no. El estudio se llevó a cabo en cooperación con el Ministerio del Interior y el Ministerio de , y fue financiado por la Fundación Nacional de Ciencias y la Fundación Tauber. Forma parte de una serie de estudios realizados por los profesores Levav y Levine sobre la conexión entre la exposición de las madres al estrés y el riesgo de trastornos psiquiátricos en sus hijos.

Durante el período de investigación – 1975-1995 – hubo 782 ataques terroristas en que ocurrieron en 622 días diferentes. Según el modelo de investigación, si se produjo un ataque terrorista durante el embarazo, la madre del niño se define como que estuvo expuesta al ataque. El Prof. Levine enfatiza que los investigadores sabían que su decisión de definir la exposición al terror de esta manera podría incluir en su grupo a una mujer que tal vez ni siquiera había oído hablar de un ataque terrorista que tuvo lugar lejos de ella o cuando no estaba en el país, junto con otra mujer que estuvo expuesta a un ataque terrorista más cercano, o incluso a varios ataques. Esto podría distorsionar los hallazgos. En consecuencia, los investigadores aplicaron varias herramientas analíticas y encontraron que estos factores no parecían alterar la conclusión del estudio. Además, el gran tamaño de la muestra, que incluía cientos de miles de datos, redujo el riesgo de error estadístico.

Los resultados de la investigación muestran que los niños nacidos de madres expuestas a ataques terroristas tienen 2,5 veces más probabilidades de desarrollar esquizofrenia que aquellos cuyas madres no estuvieron expuestas. Un total de 3.257 niños nacieron de madres expuestas al terror, de los cuales el 0,64 por ciento fueron diagnosticados con esquizofrenia. En el grupo de control, compuesto por mujeres no expuestas al terror, nacieron un total de 197.791 niños, de los cuales el 0,25 por ciento fueron diagnosticados con esquizofrenia. “El embarazo es un período crítico para el desarrollo del cerebro y está influenciado por el estrés resultante de la exposición al terror. La exposición materna al terror en el embarazo puede dañar el sistema inmune del feto, lo que lleva a un aumento en el nivel de las hormonas glucocorticoides y altera el desarrollo del cerebro”, señaló el Prof. Levine.


SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.