La Asociación de Comunidades Judías del Golfo (AGJC) está lanzando una campaña de recaudación de fondos para restaurar el cementerio judío centenario en Bahréin.

Se trata del único cementerio judío en funcionamiento en la región del Golfo Arábigo.

La campaña comenzará el próximo domingo con una ceremonia de plantación de árboles como parte de la festividad judía de Tu Bishvat, conocida como el Año Nuevo de los Árboles.

“Estamos plantando árboles en el cementerio judío de Bahréin, para homenajear a aquellos que han vivido en la hermosa comunidad de Bahréin durante siglos y han hecho su lugar de descanso en Bahréin para la eternidad”, dijo Eli Abadie, jefe rabínico de la AGJC.

La AGJC es la organización coordinadora de las comunidades judías de los países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG): Bahréin, Kuwait, Omán, Qatar, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos.

Ebrahim Dawood Nonoo, perteneciente a una de las familias judías originales que se establecieron en Bahréin, se desempeña como presidente de AGJC. La comunidad data de fines del siglo XIX, cuando un grupo de judíos iraquíes emigró al Estado del Golfo.

Israel normalizó las relaciones con los Emiratos Árabes Unidos y Bahréin en septiembre de 2020 en una ceremonia en la Casa Blanca en Washington. El establecimiento de relaciones diplomáticas se conoce como los Acuerdos de Abraham.

El cementerio fue establecido por la comunidad judía en la década de 1930, junto con la sinagoga, que sigue siendo la única en funcionamiento en el CCG. La casa de culto judía se renovó recientemente y los servicios de oración se celebraron públicamente por primera vez en décadas.