Ante los hechos de pública notoriedad, el Comité Central Israelita del expresa su beneplácito y firme apoyo al accionar de las autoridades nacionales, impidiéndole el aterrizaje al avión de la compañía Emtrasur.

Más allá del resultado que arrojen las investigaciones que se llevan a cabo en la vecina orilla, la naturaleza de las sospechas sobre la aeronave y su tripulación, sumado a que no se trataba de una situación humanitaria, no deja lugar a dudas sobre el acierto de no autorizar el ingreso de la aeronave venezolana-iraní a nuestro territorio.

Los antecedentes de con su participación en los peores atentados perpetrados en la Argentina, sumados a toda la actividad que ejercen grupos terroristas financiados por el régimen iraní, dan mérito a estar alertas y actuar con diligencia y firmeza ante cualquier actividad sospechosa, como en este caso.