Las plegarias musulmanas de hoy, viernes, por la tarde en la Mezquita de Al Aqsa, erigida sobre el de Jerusalén, concluyeron sin incidentes.

Alrededor de 50 mil feligreses musulmanes participaron en los rezos sin mayores eventos, aunque algunos flamearon banderas del grupo terrorista Hamás al retirarse

Esta tarde, no se registraron bataholas, en marcada diferencia con la violencia que se desató en el sitio sagrado en las primeras horas de hoy.

Esta madrugada, cerca de las 4 a.m. miles de palestinos se reunieron en el recinto sagrado para provocar deliberadamente hechos de violencia.

Los palestinos agitaron banderas de Hamás y el movimiento nacionalista Fatah, y arrojaron piedras y petardos a la policía. Algunos de los revoltosos arrojaron cascotes cuesta abajo hacia el Muro Occidental (Muro de los Lamentos), el lugar más cercano al donde se les permite a los judíos rezar.

Ocho oficiales de la policía resultaron heridos leves, varios de ellos necesitaron atención médica.

El servicio de emergencias palestino Medialuna Roja reportó que 158 personas resultaron heridas en los enfrentamientos sin ofrecer mayores detalles. La gran mayoría de los heridos fue atendida en el sanatorio Makassed en la parte oriental de Jerusalén o en un hospital de campaña erigido por los galenos.

El Ministerio de Exteriores de Israel apuntó en un comunicado que los agentes del orden israelíes no ingresaron en la Mezquita de Al Aqsa, el tercer lugar más sagrado para el islam. El es el sitio más sagrado para el .

La Policía arrestó a 400 alborotadores, la mayoría de ellos domiciliados en la parte este de Jerusalén, que se atrincheraron en la Mezquita de Al Aqsa, pero también hay árabes israelíes entre los detenidos.

FuenteAurora

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorPalabras Yiddish de la semana: Peisaj
Artículo siguienteLa Casa Blanca celebró la pascua judía y se refirió a la invasión rusa en Ucrania