Diario Judío México - La organización terrorista palestina, Yihad Islámic,a disparó desde la Franja de , decenas de cohetes contra localidades del sur de , sin causar víctimas, en los mayores ataques de este tipo desde la operación «Pilar Defensivo» contra Hamás, en 2012.

En respuesta, un portavoz de las Fuerzas de Defensa de (FDI) informó en un comunicado que tanques y aviones de combate bombardearon «29 objetivos terroristas» en el norte y el sur del enclave costero palestino, y confirmó que se alcanzaron de modo directo a varios de los blancos atacados, aunque no dio más detalles.

Residentes de la localidad de Beit Hanún, en el norte de , dijeron haber visto que proyectiles israelíes impactaron cerca del lugar donde terroristas disparaban cohetes contra , pero no hubo informaciones de víctimas por parte de Hamás, que gobierna la franja.

El brazo armado de la Yihad Islámica, las Brigadas Al Quds, se atribuyó el lanzamiento masivo de cohetes contra mediante un mensaje de su portavoz, Abu Ahmed, quien recalcó que fue en represalia por un ataque aéreo israelí que mató a tres de sus miembros en el sur de la franja.

El primer ministro israelí, Binyamín Netanyahu, advirtió que su país no dejará los ataques sin respuesta.

«Si no hay silencio en el sur de , habrá ruido en , y mucho, por decirlo suavemente», afirmó Netanyahu en una conferencia de prensa en Jerusalén junto a su homólogo británico, David Cameron, transmitida por la televisión pública local.

Yendo aún más lejos, el canciller israelí, Avidgor Liberman, pidió que Israel reocupe , de donde retiró sus asentamientos y bases militares en 2005.

«Luego de un ataque como este, no hay alternativa a una reocupación completa de toda la Franja de », señaló Liberman en declaraciones al Canal 2 de la TV israelí.

Las FDI confirmaron el impacto de más de 41 cohetes, cinco de ellos en zonas pobladas. Tres fueron interceptados por el sistema de defensa israelí «Cúpula de Hierro».

Algunos medios hablaron de hasta 50 lanzamientos contra territorio israelí, donde se oyeron las sirenas en varias ciudades del sur, según informaron.

En la conferencia de prensa con Netanyahu, Cameron condenó el «ataque indiscriminado contra civiles» y reiteró su compromiso con la seguridad de Israel, como ya había hecho más temprano durante su discurso en el Parlamento.

En Washington, el Departamento de Estado condenó el lanzamiento «terrorista» de misiles desde Gaza y subrayó el «derecho de Israel a defenderse».

Las tensiones actuales entre Israel y las organizaciones terroristas de Gaza podrían amenazar el alto el fuego alcanzado en 2012 con mediación de Egipto, que puso fin a una ofensiva aérea de ocho días lanzada por Israel para frenar una ola de ataques con cohetes llevada a cabo por Hamás.

El jefe del Estado Mayor de las FDI, el teniente general Benny Gantz, que se encontraba de viaje en , regresó a Israel debido a la escalada de violencia en la región.