Como una fuerza militar al tope de la tecnología moderna y las capacidades operativas, nosotros sabemos muy bien que los enemigos que intenten lastimar a nuestros civiles – están pidiendo su propia desaparición […] Nuestra fuerza y determinación ha aumentado a lo largo de esta marcha, pues no hay ningún arma o intención malvada que pueda prevalecer contra el ejército del pueblo judío […]

El heroísmo judío empezó con la huída de un niño que robó un pedazo de pan para alimentar a su familia mientras se moría de hambre en el gueto, con la madre que protegió a su pequeño hijo con su cuerpo a pesar de las balas de los asesinos. Continuó con los valientes ataques de los partisanos, los combatientes en los guetos, en los campos y la Brigada Judía que se enfrentó a los nazis y sus cómplices, con simples armas pero inmensa fuerza de espíritu […] Continuó con aquellos sobrevivientes que se unieron al esfuerzo judío por asentarse en la tierra y construir un Estado, luchando por su existencia y seguridad; en los campos de batalla y a través de la herencia de siete guerras e incontables operaciones – tanto públicas como secretas – que hemos conocido en nuestros 65 años de independencia.

Nunca más una calamidad como aquella sucederá en nuestro mundo. Nunca habrá un segundo Holocausto. No olvidaremos ni permitiremos que sea olvidado. Y les puedo asegurar que nunca más, nunca estaremos de nuevo desprevenidos o desprotegidos.

Israel permite asegurar que un horror como ese no ocurrirá de nuevo. Las Fuerzas de Defensa de Israel son el escudo defensivo del hogar nacional, un paraíso seguro para el pueblo judío. Estoy orgulloso, en el nombre de los sobrevivientes del Holocausto, de poder aprender las lecciones del pasado para resguardar la seguridad del futuro.

El portavoz de las FDI, Brigadier General Yoav Mordejai, formaba parte de la delegación militar israelí que visitó Polonia. Relató la siguiente reunión en una columna publicada en la edición digital del Canal 2:

El anciano sobreviviente estrechó la mano del Jefe del Estado Mayor israelí, y preguntó: “¿Dónde estaban hace 70 años?”. Entonces bajamos nuestras cabezas. Un escalofrío pasó entre nosotros, pero esta vez, no era debido al frío congelante.

También nos preguntamos eso a nosotros mismos. El corazón se ensancha con el entendimiento de que estaremos aquí por mucho más tiempo que los próximos 70 años. No permitiremos que se tengan que hacer esas preguntas nunca más.

Aquí, sobre el suelo de Birkenau, luego de 30 años de servicio, la mayor parte en el campo de batalla, me siento realizado y mi propósito cumplido. La presencia aquí de las Fuerzas de Defensa de Israel, es testimonio de que – desde el fuego, la ceniza y la guerra – nosotros emergimos y nos convertimos en una nación poderosa.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorGuatemala reconoce a la Autoridad Palestina como Estado
Artículo siguienteLas demencias a la vuelta de la esquina
Patria Judia es un blog sionista que condena el antisemitismo, el nazismo, el racismo, la xenofobia y cualquier tipo de integrismo religioso.