Diario Judío México - Miles de personas participaron en los funerales por los tres adolescentes que fueron secuestrados el pasado 12 de junio en Cisjordania (Judea y Samaria) y cuyos cuerpos fueron hallados junto a una fosa del distrito de Hebrón.

Los funerales de Eyal Yifrach, de 19 años, y Gilad Shaer y Naftalí Frenkel, ambos de 16, comenzaron de forma individual en sus localidades de residencia: Talamón, Nof Ayalón y Elad.

Miles de israelíes participaron en cada uno de los actos, en los que ministros del Gobierno que preside el primer ministro, Biniamín Netanyahu, aseguraron que los culpables serán castigados.

“Eyal, Gilad y Naftalí fueron secuestrados y asesinados por unos desalmados sólo por el hecho de ser judíos. Fueron asesinados a sangre fría (…) por aquellos que enarbolan la bandera de una guerra de desgaste diaria contra nosotros”, dijo el ministro de Defensa, Moshé Yaalón, al referirse al movimiento terrorista islámico Hamás, considerado responsable de los hechos.

Yaalón prosiguió que “no descansará hasta llevar a los secuestradores ante la justicia”, promesa que también hizo el ministro de Educación, Shai Piron, en otro de los actos.

Los restos de los tres adolescentes hicieron el recorrido hacia el cementerio de la ciudad de Modín, donde fueron enterrados juntos por expreso deseo de sus familias.

En el entierro participaron el primer ministro y el jefe del Estado, Shimón Peres, un hecho inusual por razones de seguridad.

La desaparición de los tres adolescentes eleva la tensión en la zona, pendientes aún de que el Gobierno decida sus próximos pasos y si lanza una operación en la franja de contra el movimiento islamista Hamás.

Pese a las severas discrepancias dentro del Consejo de Ministros, los principales comentaristas locales ven difícil que Netanyahu vaya a inclinarse en estos momentos por una ofensiva militar en la Franja, donde l aviones de guerra israelíes bombardearon 34 blancos islamistas que estaban vacíos.

Estos ataques fueron en respuesta al lanzamiento de una veintena de cohetes desde contra el sur de .

Mientras, en enfrentamientos en Cisjordania con fuerzas israelíes han muerto, dos palestinos que arrojaron artefactos explosivos contra los soldados.