Diario Judío México - El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, fue acusado formalmente el martes de corrupción después de que retiró una solicitud de inmunidad parlamentaria contra el enjuiciamiento.

Netanyahyu estaba en Washington para reunirse con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, antes del lanzamiento de un plan de paz para la región, cuando el fiscal general de presentó los cargos en un tribunal de Jerusalén.

La solicitud de inmunidad parecía condenada al fracaso desde el principio, ya que Netanyahu, que niega haber actuado mal, carecía de suficientes votos en el Parlamento para su aprobación.

A medida que los procedimientos avanzan hacia el juicio, el cronograma sigue sin estar claro y podría demorar meses o años.

Es la primera vez que un primer ministro es acusado penalmente en . La lista de cargos fue publicada por primera vez por el fiscal general en noviembre, luego de una larga investigación, e incluye soborno, abuso de confianza y fraude.

Con información de Reuters.