El atleta árabe-israelí Iyad Shalabi ganó la medalla de oro hoy en natación en los juegos paralímpicos.
Iyad es un verdadero ejemplo de superación y perseverancia: nació sordomudo y de adolescente perdió gran parte de la movilidad en sus cuatro extremidades por un accidente. Pero Iyad no dejó que eso lo detuviera y hoy es orgullo de todo nuestro país.
Felicidades Iyad! Arriba Israel!