El 30 de octubre de 1902 , fundador del político, publicó una novela romántica utópica, “Altneuland” (Vieja-Nueva Nación), en la cual expresó su visión sobre el Estado Judío y se convirtió en uno de los textos más importantes del movimiento sionista. Fue traducida al idish por Isidor Elyashev y al hebreo por Nahum Sokolow.

La novela cuanta la de Friedrich Löwenberg, un joven judío intelectual de Viena, quien, cansado de la decadencia europea, se une a un aristócrata prusiano americanizado llamado Kingscourt mientras se retira a una isla pacífica remota. Ellos pasan 20 años allí, lejos de la civilización. Cuando vuelven y pasan por Palestina para volver a Europa, descubren a una tierra drásticamente cambiada, con una sociedad cosmopolita moderna y abierta, y con una gran industria cooperativa que se basa en tecnología avanzada.

El escrito de Herlz deja su mara en la realización de la emancipación nacional judía. Este presenta un modelo de sociedad que adoptaría un modelo social liberal e igualitario, parecido al modelo de un Estado de bienestar. Él dijo que su modelo se llamaba “mutualismo” y que se basaba en una economía mixta, con propiedades de tierra y recursos públicos, cooperativas agrícolas e innovación privada.

En su imaginación, los ciudadanos de Altneuland no hablan exclusivamente hebreo, sino que son multilingües. Además, esta muestra a Jerusalem como la capital y a Haifa como el centro industrial del país.

FuenteItongadol

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorSiga a MEMRI en las redes sociales a fin de conocer los últimos desarrollos noticiosos en el Medio Oriente y más allá
Artículo siguienteZanahorias en escabeche
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.