En distintos medios del país y del exterior, en muchas oportunidades he descripto a este personaje Aníbal Fernández como violento, mal educado, barra brava de pacotilla y una boca que dispara palabras soeces e insultantes con especial destino a las mujeres (léase Lilita Carrió, M.E.Vidal, etc.); aunque también denostó y agravió a Macri, Del Caño, Wagner, y siguen más nombres.

Fracasó como candidato a gobernador, intendente o concejal, pero como cualquier puestito oficial le viene bien terminó antes de ser Ministro de Seguridad, siendo interventor en Y.C.Río Turbio. El tweet del periodista y dibujante NIK, uno de los más importantes humoristas gráficos del país, que simplemente hace una crítica de su gestión, le provocó una reacción animal pues además de contestar a NIK, amenazó a los hijos, a la escuela donde concurren y en consecuencia a la colectividad judía.

Su falso pedido de disculpas sin arrepentimiento, induce a pensar si con el cargo que ocupa de Ministro de Seguridad, tenía la necesidad.de escrachar a la familia de NIK o aprovechó la oportunidad para provocar algún incidente verbal, donde siempre mostró hábil verborragia.

Los Fernández, los Felleti, los Rachid y muchos más deberían leer estas líneas de Nelson Mandela: "Es el deber de los periodistas denunciar la conducta de las figuras públicas y exponerlas a la luz".

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLibro: "Estados Unidos, en la intimidad y a la distancia" de Jorge Castañeda
Artículo siguienteJusticia: Una idea escalofriante e interesante para acabar con la corrupción Gabriel Ben Tasgal ¿Será Posible?
Nací el 9 de marzo de 1942 en Buenos Aires, Argentina. Tengo educación secundaria y algunos años de Derecho pero por razones de tiempo dejé para casarme y trabajar en una industria química de mi familia política desde 1964 hasta el 2001, comenzando en el sector costos hasta ser director financiero-administrativo de la empresa, que en aquel momento tenía 3 plantas y unos 300 dependientes. Mi esposa Irene es Profesora Nacional de Artes Visuales, es artista plástica y estudió entre otros con Urruchúa, Castagnino, Schurjin, Pujía, etc. Tenemos 2 hijos Juana Elizabeth, Abogada y con una Maestría en Derecho Internacional Público, radicada y ciudadana canadiense desde el 2002, casada y que nos dio una hermosa nieta de 7 años. Nuestro hijo varón se radicó en México D.F. también el 2002, montó una empresa que se dedica a la venta de aceros para la construcción de la cual es Gerente Comercial, soltero, 44 años. Mi suegra, fallecida en el 2006, fue escritora de cuentos y poemas, con muchos libros publicados y premios en distintos países, incluyendo el Fernando Jeno a la Poesía en México en 1979; sus libros figuran en diversas bibliotecas, incluyendo la del Congreso de EE.UU. Mis hijos siendo pequeños obtuvieron menciones y premios en el famoso Concurso Shankar de pintura, en la India y algunas de sus obras ilustraron libros de poemas de la abuela materna Arminda Ralesky. De esta mujer el Maestro Jacobo Ficher compuso una obra para coro y orquesta del poema Kadish Laico y además algunos de sus poemas formaron parte del repertorio de Berta Singerma. Yo soy socio vitalicio de la Sociedad Hebraica Argentina desde 1979 y fui parte del Consejo Directivo y del Consejo Consultivo en varios períodos. Siempre me interesó la política seria y desde hace unos años escribo a los diarios como una forma de participación activa.