Diario Judío México - Su ubicación en el lado antiguo del Danubio y su impresionante diseño de Art Nouveau hacen que una estancia en el Four Seasons Hotel Gresham Palace se sienta como adentrarnos en un cuento de hadas.

El Gresham Palace, cuidadosamente restaurado, es hogar a dos millones de mosaicos y muchos años de historia. El sitio donde se ubica fue anteriormente ocupado por Nákó House, un palacio neoclásico construido en 1827. En 1880, la compañía Gresham Life Assurance Company con sede en Londres compró la propiedad. Encargaron a los arquitectos locales Zsigmond Quittner y Jozsef Vago el diseño de la nueva estructura y en 1904 comenzaron la construcción del Gresham Palace, que se completó en 1906 y se inauguró en 1907.

Ocupado por el Ejercito Sovietico durante la Segunda Guerra Mundial y utilizado como departamentos en la época comunista de , el Gresham Palace volvió a la vida en todo su esplendor en 1999 Four Seasons acordó supervisar la reconstrucción y administrar la nueva propiedad. Hoy en día es un vestigio del pasado, un portal a la historia de y una obra de arte que evoca lo más sofisticado del destino, testigo de la intrigante historia de este fascinante rincón del mundo.

Conocida como ‘París del Este’, , la capital de , es una el mágico resultado de una intrigante mezcla de castillos medievales, colinas boscosas, historia viva y sofisticada elegancia.

Aquí pasan las horas desapercibidas en lo que exploramos Buda y el Distrito del Castillo, la parte más antigua y atmosférica de la ciudad, con calles sinuosas de arquitectura medieval y barroca. Un funicular sube por la colina del castillo hasta el casco antiguo de Buda, donde el Museo de Historia de rastrea la vida de la ciudad desde la época romana en adelante. Del lado opuesto del Danubio finalizamos el día con un paseo por el barrio judío y una visita el patio de Gozsdu, que es fascinante desde un punto de vista arquitectónico.

El famoso ‘Chain Bridge’ del siglo XIX conecta al distrito de Buda con el de Pest, enlazando las colinas de uno con las planicies del otro, uniendo al pasado con el presente, a la fantasía con la realidad.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorLo nuevo en WIZO: de un pequeño empleo a una líder profesional
Artículo siguienteSi nadie te ve… ¿harías lo correcto o te atreverías hacer algo indebido?
Melanie Béard ha dedicado su vida a viajar el mundo y compartir sus experiencias a través de la escritura. Comenzó su carrera periodística a los doce años con una columna mensual en El Universal y hoy en día colabora en medios como Travel + Leisure, Bleu & Blanc, Mundo Ejecutivo, First Class, Radio MVS y Revista S1ngular. Ha escrito tres libros de viajes junto con Alexis y Deby Beard y co-fundó Marcas de Lujo Asociadas by American Express, un club exclusivo conformado por las marcas de lujo más importantes del país.