Es una playa, para mí la mejor de todas las que he conocido y he conocido muchas en el mundo entero. Lo mejor proviene para mí de no ser un nadador experto y no habiendo muchas olas, es en realidad una piscina en mar abierto.

Es una playa pequeña, de 1.579 metros de longitud y de aguas tranquilas y es muy visitada. La conocí en el año 2006 y es allí donde comencé a disfrutar de las playas en general. Estando aproximadamente a 100 km o menos de mi casa, aunque el viaje suele durar dos horas por las limitaciones de velocidad y el tiempo en salir de Barranquilla, cruzar Ciénaga y llegar al destino cerca de la playa. Hasta aquí todo normal y no justifica una nota, por lo menos, no justifica una nota mía.

¿Qué me llega a escribir esta nota? El decreto de la alcaldesa de Santa Marta limitando las horas de entrada a la playa con un regimiento de empleados de la alcaldía, inspectores de la misma y muchos agentes policiales, que su lugar debería ser otro.

Un titular de la red: Distrito reglamenta el uso, zonificación y horarios de las playas con vocación turística.

El horario autorizado para el uso de las playas para la realización de deportes y actividades físicas autorizadas, será desde las 05:00 a.m. hasta las 07:00 a.m. Obviamente no es una hora para entrar al mar.
De 09:00 a.m. – 12:00 p.m., y de 02:00 p.m. – 05:00 p.m. Se dispone un día a la semana de descanso y oxigenación de las playas de vocación turística, el cual corresponderá al primer día hábil de cada semana. Puede ser un buen horario, pero no para mí ya que tengo claras recomendaciones de los médicos que debo cuidarme por que mi piel blanca es una candidata a desarrollar cáncer de piel. Por otro lado, los médicos recomiendan mucho nadar para fortalecer el físico y los pulmones, aun antes de haber sufrido el Covid19 y en especial, después del mismo.

Durante los años mis horarios de playa eran más o menos de 8 a 10 de la mañana y ahora iba de 9 a 11. A esa hora el sol y el calor son muy difíciles de soportar y es más cómodo estar en la habitación del hotel con aire acondicionado. A la tarde solía ir de 5 a 7-8 de la noche para aprovechar el mar y la hermosa puesta del sol. La foto es de hace 4 años.
No encuentro ninguna razón cerrar la playa por razones de la pandemia pues muchas personas expulsadas del mar se concentran luego en las carreras 1, 2 y la calle 7 donde hay como 10 restaurantes con mesas hasta en la calle y donde la distancia entre las personas, los vendedores ambulantes, los meseros, es menor que en un panal de abejas.

En realidad, a la playa la cerraban a la tarde aun antes de la pandemia, entonces decían que era para oxigenación de las playas.
Entonces para visitar la playa dos horas por día decidí no visitar más ese lugar y me consta que muchos otros deciden o decidieron lo mismo. No tengo datos estadísticos, pero estoy seguro que este decreto afectará mucho la cantidad y calidad de los visitantes.
A la tarde iba un rato a la piscina del hotel, que tenía aforo para 8 personas, pero no viajé a la playa para bañarme en una piscina, para eso me quedo en el conjunto residencial donde vivo que dispone de una excelente piscina, que por supuesto, utilizo.

Otro titular de la red:
Cercan playas del Rodadero para prohibir ingresos a vendedores informales.
Del comienzo de la nota copio: Las autoridades de Santa Marta tienen definidas las medidas en la temporada de vacaciones para combatir la informalidad que está disparada, especialmente, en las zonas de balnearios, donde los vendedores ambulantes y prestadores de servicios ilegales suelen incomodar e incluso estafar con precios elevados al visitante.

En general tiene un grave problema con la cantidad de trabajadores informales que se ha desnudado con toda su crudeza en el año 2020 con el desarrollo de la pandemia. Un titular de la red.

Trabajo informal en Colombia: elegir entre hambre o coronavirus.

Me he manifestado sobre el tema en otras notas y mucho antes de la pandemia y también en época de la pandemia. Considero que es una medida absurda y que nuevamente afectará a los trabajadores y a los turistas. ¿Los precios elevados? Precisamente no se me ocurre que proviene de los vendedores no carnetizados. Las prohibiciones incluidas en el decreto tal como copio más adelante, parecería que los turistas que van a la playa están visitando una iglesia. Estoy convencido que hay otros intereses detrás de las medidas tomadas y no el bienestar de los turistas, de los residentes del lugar y de los trabajadores.
Párrafo de la red (1) Si hablamos de trabajo informal, se sitúa a la cabeza mundial. Tiene un 61,3%, la tasa de empleo informal más alta del mundo, según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE). Si a esta cifra le sumamos un 60% de población que vive en situación de pobreza multidimensional, la situación se complica. Además, el confinamiento no ha hecho más que poner al descubierto las brechas sociales que existen en el país. Un mes después de que empezara la cuarentena, muchas casas ya muestran pañuelos rojos en sus ventanas para señalar que allí no tienen nada que comer.

El cerramiento con las vallas comenzó en junio del año 2019. Estos días, estando allí completaron el cierre, y explican por el remodelamiento del camellón que aparentemente aún está en los pañales y no alcancé a ver cuánto se construyó. En la nota que leo encuentro:

Los vendedores informales que tienen permiso de la Secretaría de Gobierno también respaldan la medida porque en las temporadas de vacaciones llegan alrededor de 3.500 vendedores de otras ciudades que los desplazan, según Calderón.
No creo en la encuesta que supuestamente el 100% de los turistas están conformes con las vallas. Jamás me he sentido acosado, jamás me ha faltado nada y siempre, cada día gastaba dinero en algún recuerdo, bebida, coctel de camarones, etc. Jamás revisé si tienen carné. Pero esta semana, el sábado terminé mi visita a la playa cuando desde el agua divisé dos policías seguidos de otro en cuatrimoto acosando a turistas sentados en la playa. No sé la razón, pero me molestó mucho y de todas maneras era la hora de volver al hotel. Entre las 10 y 11 de la mañana.

El camellón del Rodadero (2), el titular de la nota:

Iniciaron los trabajos de remodelación en el camellón de El Rodadero
El 3 de marzo de este año comenzaron los trabajos. Por supuesto que no me opongo a toda mejora en la infraestructura y adecuación a las necesidades modernas y sin embargo conociendo ese barrio, así lo denominaría yo, de la Ciudad de Santa Marta y leyendo la nota del enlace se me ocurre que en el trasfondo hay un serio interés de producir un cambio en la categoría social de los turistas que vienen a El Rodadero, tal como me impresiono yo y escuchado de turistas colombianos que llegan de otras ciudades. Copio de la nota palabras de la alcaldesa:
“Esta zona turística querida por todos los samarios, colombianos y turistas internacionales se transformará para recibir los 500 años de Santa Marta”, indicó la mandataria de los samarios.
Interpreto con esto que el actual cierre de la playa, los horarios y las prohibiciones alejaran a los muchos turistas de olla, así los llaman, que son turistas de clase socioeconómica más baja, que suelen alojarse en apartamentos, cocinar en ellos, incluso llevar sus cervezas y sus sillas a la playa para ahorrar dinero.
Cartagena de Indias, la ciudad más visitada por turistas extranjeros es sustancialmente más cara.
Los vecinos del Rodadero manifiestan inquietud por el hermetismo o informalidad con la que se divulga la forma de cómo se ejecutan dicha obra.
En el marco de la lectura para este texto encuentro que también hay críticas para el camellón de la misma ciudad de Santa Marta que también está en remodelación.
Por supuesto que también hay un elemento importante que es la corrupción en la contratación de Obras Públicas. Y eso mucho antes de los escándalos de la empresa brasilera Odebrecht. Con una interesante nota de 37 páginas (4) sobre el tema de la corrupción en las obras públicas finalizo esta nota. Obviamente yo no estoy manifestando con esto que hay corrupción en estas obras por no tener elementos para analizar el tema, aunque no desmentiría que me gustaría permitan auditar las obras y así utilizar un poco de la mucha experiencia profesional acumulada en más de 40 años de trabajo, en realidad ya son más de 50 años, pues mis primeros trabajos con presupuestos fueron en el año 1970.

PROHIBICIONES:
El consumo de bebidas alcohólicas, el consumo de sustancias psicotrópicas, el ingreso a las playas sin portar el tapaboca, el ingreso de alimentos o bebidas alcohólicas, el ingreso de animales de compañía, el ingreso de personal fuera de los horarios autorizados, el ingreso de plásticos de un solo uso y fumar, son entre otras, algunas de las prohibiciones contempladas en el decreto.


Trabajo informal en Colombia: elegir entre hambre o coronavirus

Iniciaron los trabajos de remodelación en el camellón de El Rodadero


https://repository.unimilitar.edu.co/bitstream/handle/10654/12906/CORRUPCI%C3%93N%20EN%20LA%20CONTRATACI%C3%93N%20P%C3%9ABLICA%20EN%20COLOMBIA.%20Aldemar%20Serrano.%20Oct.%208..pdf?sequence=1&isAllowed=y

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorMario Sinay: «Polonia nunca reconoció la propiedad privada de judíos y no judíos»
Artículo siguiente“Mi amigo rabino de cumpleaños”, por Martín Goldberg
Julio Ioseph May (Yossi) nació en Entre Ríos, Argentina. Es Contador Público de la Universidad de Buenos Aires. Desde 1973 viviò  en el Estado de Israel y a partir de febrero 2014 reside en Barranquilla, Colombia. En vistas a la tercera edad comenzó a practicar su sueño de escribir que lo acompañó desde chico.Participa activamente en variados grupos literarios del internet. Comparte publicaciones de cinco antologías: De Paz y De Guerrasy Lazos Umbilicales publicadas en Israel en 2007, "primer antología" de Muestrario de Palabras (2007) y Libro del Haiku, Ediciones Artesanales Santoamor (2008) ambas en Buenos Aires. Pensamiento Antologico Universal, La poesia purifica la vida humana, Congreso Universal de Poesia Hispanoamericana, publicada en Mexico 2010. La revista virtual Palabras al Sol publicaba regularmentecuentos y poemas de su autoría. Su preferencia es la narración.