Diario Judío México - La temporada de invierno nos invita a viajar a . Sin importar el frío o que los días sean más cortos, la nieve que cubre como un suave manto a las montañas y las casas, nos hace sentir felices. Basta con lanzarnos una bola de nieve para que la alegría nos invada, o descender por una pista de ski para la máxima sensación de libertad nos recorra el cuerpo.

Ese es el poder de la nieve tan suave como talco de . Verla caer desde los balcones de las habitaciones del Hotel Jerome, es una invitación para ponernos los trajes y las botas de esquiar para salir a sentirla. El hotel ha sido el centro social de desde su apertura en 1889, cuando las personas no iban a divertirse sino a buscar plata en las minas, y en él se reunían para descansar y contarse grandes historias, que aún siguen vivas y sorprendiéndonos.

Las instalaciones del hotel nos hacen vivir dentro de las páginas de un libro vivo, donde su decoración con detalles del viejo oeste nos transportan al pasado, mientras que su opulencia nos mantiene en un estado de hedonismo entre el cielo y la tierra. Sus restaurantes y bares nos deleitan con sabores extraordinarios rodeados de exquisitos decorados, desde clásicos hasta modernos.

Pasar una tarde en su J Bar es una parada obligatoria. Vaqueros, mineros, los soldados de la Décima División, y grandes personalidades, se han sentado a tomar una copa en este lugar icónico. Su ambiente es animado y recrea el Viejo Oeste, y aún ahora sigue siendo el centro social de la ciudad. Entre su oferta, además de buenas pláticas, están las cervezas artesanales, los cócteles de inspiración vintage y la mejor hamburguesa de .

Al salir del mundo idílico de comodidades que nos rodean en el hotel, se abre ante nuestros ojos un paisaje maravilloso, blanco, con las copas de los árboles cubiertos de nieve, gente sonriendo, y las pistas de ski listas para recibirnos. La atención personalizada en Hotel Jerome y la belleza natural, nos hacen sentir como en un lugar encantado, atrapando nuestra mirada para captar cada detalle.

Algo tan maravilloso como esquiar es regresar al hotel y disfrutar del après ski, cuando nos refugiamos alrededor de la fogata con una taza de chocolate caliente, en compañía de quienes queremos y de los nuevos amigos que conocemos gracias a la nieve.

La plata se acabó y los mineros se fueron, pero quedaron los pequeños copos de nieve que llegan durante el invierno, cada uno como una pequeña joya que decora nuestras manos cuando los sostenemos, y fue así como el hotel continuó funcionando. El amor por la nieve y por el excelente servicio, han mantenido vivo a esta pieza histórica y punto de referencia de .

www.debybeard.com
https://aubergeresorts.com/hoteljerome

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorUpcoming Yiddish theater, classes and events…
Artículo siguienteEl Consejo Sionista de México felicita a Lisa Souroujon por su nuevo nombramiento
Deby Beard es polifacética y siempre tiene una historia para sorprenderte. Sommelier, empresaria, escritora y periodista: escribe sobre viajes todos los viernes el El Heraldo de México en su columna Viajando con Deby, y su cápsula de radio H de Hedonismo, se transmite en vivo todos los jueves a las 09:45 en El Heraldo radio 98.5 fm en el programa de Sergio Sarmiento y Lupita Juárez. Ha sido invitada honorífica a prestigiosos eventos del ámbito gastronómico, turístico y vinícola por parte de las embajadas de Australia, Chile, Nueva Zelanda, Argentina, Rusia, Francia y España. Es autora de los libros De Etiqueta; Vino, sexo y otros placeres; y en coautoría con sus hijas Melanie y Alexis Beard, escribió la trilogía Seducción en los viajes, en la que narran sus experiencias alrededor del mundo. Es presidenta y cofundadora junto con sus hijas, de Marcas de Lujo Asociadas by American Express, la única y primera asociación de México en reunir y crear alianzas estrategias entre las marcas más prestigiosas que se encuentran en el país. En su restaurante Margaret Chic Bistro, ofrece la combinación perfecta entre buena comida, los mejores vinos y las finas copas Riedel, las únicas en el mundo diseñadas para disfrutar cada tipo de uva, y de los aromas y sabores de los vinos. Premios y reconocimientos: LA EXCELENCIA UNIVERSAL del Comité de la Excelencia Universal, instituido por el Premio Nobel de la Paz René Cassin para preservar la calidad en cualquier área del saber humano. Reconocimiento como Medio y crítica especializada por parte del club de banqueros de México, entre otros.