Diario Judío México - Bill Gates decide organizar una enorme sesión de reclutamiento para encontrar su Presidente Director General de Microsoft Europa. Entonces convoca a 5000 candidatos en una gran sala. En medio se encuentra Maurice Cohen, un Judío que vive en París.

Bill Gates agradece la presencia de todos los candidatos y pide a todos los que no entienden el idioma de programación JAVA, que abandonen el lugar. 2000 personas se levantan y se van.

Maurice Cohen piensa: “No conozco este idioma, pero bueno, no tengo nada que perder, me quedo. Voy a ver que pasa.”

Bill Gates pide entonces a todos los candidatos que jamás han tenido experiencia en el manejo de un personal de más de 100 personas, abandonar el lugar. 2000 personas se levantan y se van.

Maurice Cohen piensa: “Jamás he manejado personal en mi vida, pero bueno, no tengo nada que perder, me quedo. Voy a ver que pasa.”

Bill Gates pide entonces a todos los candidatos que no han estudiado en grandes escuelas abandonar el lugar. 500 personas se levantan y se van.

Maurice Cohen piensa: “Ni siquiera tengo mi bachillerato, pero bueno, no tengo nada que perder, me quedo, voy a intentar, ya no me importa.”

Por fin, Bill Gates pide a todos los candidatos que no hablan serbo-croata que se levanten y se retiren. 498 personas se levantan y se van.

Maurice Cohen piensa: “No hablo serbo-croata, pero bueno, no tengo nada que perder, me quedo, voy hasta el final, si no lo logro, no es grave.

Entonces se quedan Maurice Cohen y otro candidato. Bill Gates se encuentra en frente de los dos y les dice: “Entonces, aparentemente, ustedes dos hablan serbo-croata y pueden tener una conversación en ese idioma. ¡Adelante!

Maurice se voltea hacia el otro candidato y le dice: “Baruj Ata A-donay”

El otro le responde: “Elohenu Melej Ha Olam”

Maurice sigue: “She Asa Nisim La Avotenu”

Y el otro le responde: “Ba Yamim Ha Em Ba Zman Ha Ze”

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorElie de Montalto
Artículo siguienteBoberías y algo más
Mexicana por nacimiento, desde su niñez ha estado cerca de personas e instituciones dedicadas al arte y cultura, efectuando estudios en Florencia y complementándolos en escuelas mexicanas de pintura y escultura. Ha trabajado en varias galerías, incluyendo la del CDI y ha sido maestra de pintura y artes plásticas para niños. Ha participado en más de 50 exposiciones colectivas y otras individuales en México e Israel. Su obra se ha publicado en diversos calendarios, revistas y periódicos, siendo colaboradora de "Foro" desde 2006, aportando otra faceta de su actividad mediante chistes judíos.