Diario Judío México - Se realizó entre el 2 y 3 marzo de 2019 la reunión internacional de los terraplanistas, grupo de sostenedores de la teoría que la Tierra es plana, hecho comprobable a través de los estudios matemáticos y algebraicos efectuados por sus seguidores y las mentiras emanadas de los informes de los satélites que circundan la Tierra, falsificados por la NASA y todas las Agencias de Investigación aeroespacial del mundo, segun ellos.

Estoy muy preocupado por la patética reunión de estos descerebrados, que se afirman en lo sostenido en el siglo VI por el monje Cosmas de Alejandría que negaba la esfericidad del Cielo y que la Tierra era un rectángulo 2 veces más largo que ancho rodeada de agua y una segunda Tierra que era el Paraíso.

Pero lo más intranquilizante son 2 hechos: el primero es la actitud del promotor del evento, el Dr.en Medicina Ricardo M.Casi intendente por el FPV de la ciudad de Colón (B.A.), quien cedió las instalaciones del gimnasio municipal, de propiedad pública. Quién se hizo cargo de ello, además del alojamiento y manutención de casi los 100 asistentes nacionales y extranjeros.

El segundo hecho terrible es la respuesta al interrogante que le hizo a un miembro rosarino de esta cofradía, una periodista por radio Mitre el 1/3 por la tarde: si había un transfondo político en la teoría y este “científico” contestó: es evidente que sí por cuanto la demostración de la hipótesis mostraría que el mundo es dirigido y dominado por 13 familias: los Rockefeller, los Soros y la banca Morgan (Rothschild), las 3 en primer lugar y de origen judío,que suben y bajan el pulgar según sus deseos y designios.

Esta acusación, Los Protocolos de los Sabios de Sion y Mein Kampf de Hitler son las expresiones más antisemitas, criminales y perversas que se hayan oído o leído en los últimos tiempos desde el Holocausto. Falta que estos alquimistas del medioevo descubran la cuadratura del círculo y digan que las cámaras de gas y los hornos de Auschwitz fueron una creación de los propios judíos.

Rabindranath Tagore dijo:”No hay cosa más difícil de soportar que la fe ciega de los estúpidos”.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorLa plataforma israelí “Fiverr” desatará revolución global
Artículo siguienteDespués de los cuarenta
Nací el 9 de marzo de 1942 en Buenos Aires, Argentina. Tengo educación secundaria y algunos años de Derecho pero por razones de tiempo dejé para casarme y trabajar en una industria química de mi familia política desde 1964 hasta el 2001, comenzando en el sector costos hasta ser director financiero-administrativo de la empresa, que en aquel momento tenía 3 plantas y unos 300 dependientes. Mi esposa Irene es Profesora Nacional de Artes Visuales, es artista plástica y estudió entre otros con Urruchúa, Castagnino, Schurjin, Pujía, etc. Tenemos 2 hijos Juana Elizabeth, Abogada y con una Maestría en Derecho Internacional Público, radicada y ciudadana canadiense desde el 2002, casada y que nos dio una hermosa nieta de 7 años. Nuestro hijo varón se radicó en México D.F. también el 2002, montó una empresa que se dedica a la venta de aceros para la construcción de la cual es Gerente Comercial, soltero, 44 años. Mi suegra, fallecida en el 2006, fue escritora de cuentos y poemas, con muchos libros publicados y premios en distintos países, incluyendo el Fernando Jeno a la Poesía en México en 1979; sus libros figuran en diversas bibliotecas, incluyendo la del Congreso de EE.UU. Mis hijos siendo pequeños obtuvieron menciones y premios en el famoso Concurso Shankar de pintura, en la India y algunas de sus obras ilustraron libros de poemas de la abuela materna Arminda Ralesky. De esta mujer el Maestro Jacobo Ficher compuso una obra para coro y orquesta del poema Kadish Laico y además algunos de sus poemas formaron parte del repertorio de Berta Singerma. Yo soy socio vitalicio de la Sociedad Hebraica Argentina desde 1979 y fui parte del Consejo Directivo y del Consejo Consultivo en varios períodos. Siempre me interesó la política seria y desde hace unos años escribo a los diarios como una forma de participación activa.