Algo curioso sucedió en mi cumpleaños #88 hace unas semanas. Me estaban dando un tratamiento por una infección en la pierna y la infección se convirtió en una neumonía masiva. Mi médico me envió al , donde recibí tratamiento el día de mi cumpleaños y Shavuot. Me trataron con antibióticos y me curaron en cinco días.

Pero les quiero contar que en Shaare Zedek ⅙ de los médicos y ⅕ de las enfermeras son ciudadanos árabes israelíes. Dos de los cinco días que estuve en el hospital fueron Shabat y Shavuot. Aparentemente, más personal judío observante se va y más personal árabe trabaja en Shabat y Yom Tov. Los que me atendieron fueron personal completamente mixto con una participación notablemente mayor de personal árabe de lo habitual. No importaba si la persona que me atendía era judía o no: todo el personal fue cariñoso, atento, responsable y servicial. Y, por supuesto, me curaron.

Durante mi estadía en el hospital, leí y escuché opiniones sobre Israel como una nación “apartheid”. No sé cómo entender esa difamación sobre Israel, pero al menos puedo dar testimonio de mi experiencia, de que recibí un excelente tratamiento médico, administrado sin importar el color y la nacionalidad, todos los días y todo el tiempo.

Esto me recordó nuestra experiencia cuando nuestro hijo, J.J. z ”l, murió cuando lo atropelló un automóvil mientras andaba en bicicleta en Israel. De acuerdo a sus deseos, dimos permiso para trasplantar sus órganos. Donó dos córneas, dos riñones, un hígado y hueso. El hígado fue a parar a un padre de 6 hijos que solo tenía unas horas de vida con su hígado defectuoso. Una semana después, el hospital nos presentó a los parientes. Solo en el último momento, caminando desde el estacionamiento hasta la habitación del hospital, se le ocurrió al miembro del personal mencionar que el receptor del hígado en la habitación del hospital era un árabe israelí. Su esposa y sus 6 hijos en la sala de espera nos recibieron con increíbles bendiciones, principalmente en árabe. La disponibilidad para la donación de órganos depende de la necesidad y nadie pensó que era relevante mencionar el origen étnico de ninguno de los receptores de antemano.

Hay que informarse antes de generalizar sobre la sociedad israelí. El es una isla de paz entre árabes y judíos.

 

Traducción Carol Broussi, Directora de Amigos Shaare Zedek México, A.C.

1 COMENTARIO

  1. Los que somos médicos, nunca vemos etnias,color de la piel, religiones, idiomas, filosofías . Nos dedicamos exclusivamente a tratar de ayudar a recuperar la salud de nuestro hermano enfermo. Él es nuestro centro gravitacional y por él nos desvivimos.

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLo que te han contado de la historia desde un punto de vista que NO CONOCES Mi abuelo, testigo de la liberación
Artículo siguiente¿Estamos "anclados" genéticamente?