El mundo entero se ha conmocionado por la tragedia- con final feliz- de los mineros chilenos. 70 dias de angustia y desesperacion han quedado atras. Ahora cada uno de ellos esta con su familia y amigos, contando los pormenores de un milagro que les dejara huellas. Los medios masivos de comunicacion no perdieron detalle- ni lo haran en los proximos tiempos- de lo que con ellos acontecia. El mundo entero se conmociono por los esfuerzos de supervivencia en condiciontes tan extremas. No faltarán libros, películas, reportajes, historias de vida y comparaciones con otras tragedias como la del avión uruguayo en los años 70. Los rescatados reordenan de a poco sus vidas; los que allí abajo se reían ahora se deprimen y a la inversa. Son secuelas. Gracias a Di-s y al esfuerzo humano que lo pueden contar.

El presidente chileno puso todo su esfuerzo y no escatimó dinero para sacarlos a la superficie armando un equipo profesional envidiable. Ya hay hasta chistes en Internet acerca de lo que hubiera pasado si esta tragedia aconteciera en la . Pero todos se ” olvidan ” de algo: Hay un minero que NO fue aún rescatado. Claro; no vive en Chile sino que esta atrapado en la Franja de Gaza. No esta bajo una roca de 700.000 kilos y lo mas probable es que no este a 622 metros de la superficie sino mucho más cerca.

Este ” minero ” fue sepultado por el Hamas Islamico que criminalmente lo secuestró hace mas de 4 años tragandolo casi para siempre. Su causa no goza de la cobertura masiva de los medios masivos de comunicación probablemente por que es un soldado “sionista ” ( lease invasor y colonialista ) y por lo tanto su suerte interesa mucho menos. Si hay un pais que se conmueve por su suerte es Israel pero las cámaras de video de los socorristas no logran llegar hasta su trampa porque los miserables secuestradores lo impiden. No sabemos cuanta agua tiene ni que come ;si esta bien o mal de salud. No sabemos si se distrae; en que piensa,como pasa los sofocantes días en manos de sus secuestradores; si sufre 40 grados o esta en un ambiente húmedo. Cada tanto se crea una esperanza artificial para negociar aunque no lo quieren liberar porque asi sufre todo un país, pero la esperanza se debilita rapìdo. No se le puede prestar atención médica por ni siquiera hay un diagnóstico sobre su salud que debe ser precaria. Hundido en el silencio, olvidado por casi todos-inclusive por parte del pueblo judio- languidece en lo que debe ser una profunda tristeza y melancolia. Esta peor que los otros mineros que se tenian entre si ya sea para sobrevivir o pelearse. No hay ” palomas ” para hacerle bajar cosas.Probablemente su ” mina ” cambie cada par de dias para no ser detectado por los servicios de inteligencia de Israel. De ser asi, la tierra se lo vuelve a tragar.

Los mineros chilenos despertaron el interés de todos y los defensores de los derechos humanos pidieron mejores condiciones para trabajos futuros. No es el caso de este olvidado minero que ya cumplio sus 23 años estando en cautiverio pero las organizaciones de defensa de los derechos humanos poco parece importarles la suerte de un ” belicoso ” soldado. No hay llanto por el ( salvo sus padres y amigos ) y las esperanzas se mantienen por la férrea tarea de su padre que no baja los brazos.

Es un minero judio. Se llama Guilad Shalit. Convendria apurar su rescate y llevarlo de vuelta a casa al precio que sea. Es un simbolo de los odiosos enemigos que el estado de Israel enfrenta que lo han enterrado en un silencio sepulcral solo quebrado por un breve video el pasado mes de febrero y por un videito de Internet de muy mal gusto donde se parodiaba su muerte.

Se necesitan politicas de estado activas para sacarlo de la trampa que no busco y se necesita mostrarle al mundo ya no solo quien es Guilad Shalit sino tambien quienes son sus miserables captores.

El autor es director del semanario Comunidades de Buenos Aires.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorMass grave with remains of 100 Jews found in Romania
Artículo siguienteUNESCO: Protejan, no nieguen la herencia Judía