Diario Judío México -

A casi tres años de haber iniciado mis comentarios para Radio Educación que después han sido amablemente difundidos por CIMAC Noticias y por Diario Judío, he tomado la decisión de interrumpirlos por unos meses. Los motivos son por una parte dejar descansar a quienes aún tienen paciencia para seguirlos y por otra, renovar mis agotadas esperanzas de que algo pueda cambiar en el país. Es por eso que decidí concluir esta mi primera experiencia de comunicación a través de este medio formulando algunos buenos deseos con el fin de ver si algo ocurre en los próximos meses.

1. Creo que para muchos el deseo más importante es que nuestros jóvenes, hombres y mujeres, dejen de ser víctimas y victimarios de la delincuencia y encuentren las oportunidades de vida que les permitan desarrollarse como personas dignas.

2. Que aquellos que nos gobiernan comprendan que una económica que privilegia la estabilidad económica, propicia un crecimiento mediocre de la economía, abate la generación de empleos y mantiene una laboral que deprecia el valor del trabajo humano subyace como causa estructural de las diversas violencias que padecemos.

3. Que la simulación, la corrupción, la impunidad y la avaricia desmedida privatizan recursos que son de todos y todas que deberían usarse para mejorar el bienestar de muchos y no los excesos de unos cuantos. Además, generan un ambiente de desconfianza que impide la construcción colectiva de futuro.

4. Que los partidos políticos comprendan que su desmedido afán por el poder mantienen en conflicto a las familias y a las comunidades y contribuyen a la destrucción del ya de por si precario tejido social. Que muchos estamos cansados de sus altos niveles de corrupción, de su ineficacia como gobernantes y de su permanente simulación.

5. Que la caída de Elba Ester Gordillo no sea sólo un castigo para quién durante tantos años sirvió a los poderosos para controlar a un sector importante de la clase trabajadora y se le permitió enriquecerse a costa de esta, sino que marque un camino para sancionar igualmente a los políticos y empresarios corruptos, así como a otros liderazgos sociales que han abusado de los recursos públicos y de los sectores subordinados.

6. Que los órganos autónomos de estado como el IFE, la CNDH, el INEGI, incluso el IFAI y sus equivalentes a nivel estatal, se conviertan en contrapesos efectivos de los abusos del poder y queden a cargo de personas independientes, con calidad moral y conocedoras de las materias correspondientes.

7. Que la procuración, impartición y administración de la justicia en sean ejercidas por profesionales comprometidos con la verdad, con el debido proceso y con el respeto a los derechos humanos de todos los mexicanos.

8. Que el Congreso finalmente se decida a terminar con la alta concentración de los medios de comunicación electrónica en nuestro país que tanto daño ha causado para el avance de nuestra democracia y de nuestra cultura.

9. Que ojalá y se fueran de nuestro país las compañías mineras canadienses, las desarrolladoras turísticas y de energías alternativas españolas, las franquicias refresqueras que acaparan las aguas para consumo humano y todas esas inversiones nacionales y extranjeras que agotan los recursos, destruyen el entorno y despojan de sus recursos naturales a las comunidades y pueblos indios.

10. Que podamos construir un país que dialoga en paz, reconoce su diversidad y encuentra su camino para salir del enorme foso de las violencias y la delincuencia, con su lastre de destrucción y muerte.

11. Que podamos en fin, remontar la profunda desigualdad que merma las posibilidades de tener una ciudadanía comprometida con un proyecto de país donde todos quepamos y nos reconozcamos como conciudadanos con igualdad de derechos.

Muchas gracias a Radio Educación y a su director Carlos Antonio Tenorio por haberme brindado este espacio de libertad de expresión al invitarme a participar como comentarista editorial. Un reconocimiento para todo el equipo de profesionales que con su trabajo defienden este importantísimo e histórico bastión de la democracia y la convivencia en los medios. A José Luis, a Maru y a Andrea la promesa de que nos volveremos a encontrar en un futuro no muy lejano.

Hasta pronto.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLa importancia de la presencia infantil en los museos
Artículo siguienteChávez: Dolor, empatía, fuertes contradicciones e interrogantes abiertas
Estudio economía en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) e inició su trabajo profesional como investigadora del Banco de México, de El Colegio de México (Colmex) y de la Dirección General de Estadística.Trabajó por 20 años en el Gobierno Federal como Directora General del Empleo, del Instituto Nacional del Consumidor, del Centro de Investigaciones para el Desarrollo Rural Integral y concluyó como Subsecretaría de Planeación y Desarrollo Pesquero.Dejó el Gobierno Federal en 1991 y se incorporó a las organizaciones de la sociedad civil en lucha por la democracia. Fue presidenta de ACUDE (Acuerdo Nacional para la Democracia), participó en la creación y fue parte de la primera coordinación de Alianza Cívica, socia fundadora de GIMTRAP y de Causa Ciudadana APN y actualmente es presidenta fundadora de Iniciativa Ciudadana y Desarrollo Social, INCIDE Social AC.Fue miembro del Comité Técnico para la Auditoria del Padrón Electoral en 1994 y directora del Registro Federal Electoral en 1997. Coordinó los trabajos técnicos para la participación de México en la Conferencia de la Mujer en Beijing de1995.Participó como Secretaria de Desarrollo Social en el primer gobierno democrático del Distrito Federal de 1997 al 2000.En 2003 fue una de los cuatro expertos encargados de la elaboración del Diagnóstico sobre la Situación de los Derechos Humanos en México para la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas en la materia, encargándose de varios apartados del Capítulo de DESC y del relativo a derechos humanos de las mujeres. En 2008 colaboró en el diagnóstico de derechos humanos de Guerrero con el capítulo sobre DESC.En 2004 y 2005 coordinó la elaboración de un análisis sobre la Realidad Social en Ciudad Juárez, y de 2006 a 2009 promovió y participó en los Comités Conciudadanos para la Observación y la Reforma Electoral. Participa como docente y conferencista en varios diplomados en los temas de Desarrollo y Política Social, Derechos Económicos, Sociales y Culturales, Políticas hacia las Familias, Desigualdad Social, Sector Informal y mercados de trabajo y Desarrollo de la Sociedad Civil.Es miembro del Seminario de la Cuestión Social de la UNAM, de la Sociedad Mexicana de Demografía, del Consejo del Observatorio de Política Social y Derechos Humanos, Consejera de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), miembro titular del Seminario de Cultura Mexicana; y ahora miembro del Consejo Consultivo Ciudadano de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (CONAVIM).