Diario Judío México - Introducción

Tras el incremento de las tensiones entre Estados Unidos e Irán luego del asesinato de Soleimani, el parlamento iraquí aprobó una decisión en la que insta al gobierno a expulsar a las fuerzas estadounidenses de Irak. Los Estados Unidos respondieron sugiriendo que si el gobierno iraquí seguía adelante con ello, respondería imponiendo sanciones económicas. Desde la aprobación de esta decisión, los medios de comunicación iraquíes[1] se han centrado cada vez más en la posibilidad de que Estados Unidos aplique sanciones contra Irak. Mientras tanto, los medios de comunicación pan-árabes han publicado informes que afirman que Teherán está aprovechando las excepciones que los Estados Unidos le conceden a Irak para de esta manera evitar las sanciones impuestas por los estadounidenses.

Este informe examinará algunas de estas afirmaciones.

Sede central de SOMO en Bagdad (Fuente: Somooil.gov.iq)

Documentos filtrados

El 21 de enero, 2020 el diario Al-Arabiya[2] dijo que obtuvo «documentos filtrados» de un parlamentario iraquí que contienen evidencias de fraude por parte de la Organización Estatal Iraquí para la Comercialización de Petróleo (SOMO – siglas en inglés). Los documentos parecen ser cartas de garantía enviadas por el Banco Central iraquí a varios bancos privados iraquíes, pidiéndoles que abran cuentas de crédito en dólares estadounidenses con el propósito de importar derivados del petróleo para satisfacer las necesidades locales de gas, petróleo, gasolina, diesel, crudo blanco y gas líquido.

Según el informe, las juntas directivas de estos bancos privados incluyen a empresarios iraníes e individuos que poseen vínculos con Irán, lo que el informe subraya como indicación de que Teherán se está beneficiando de estos contratos y desafía las sanciones estadounidenses.

«Esto muestra que Irán ha estado exportando sus derivados de petróleo a Irak, a un precio respaldado por el Banco Central de Irak y se está beneficiando de la subasta diaria de divisas del banco al emplear intermediarios para convertir dinares iraquíes en dólares», dice el informe, agregando que los fondos son transferidos luego fuera de Irak utilizando casas de cambio privadas y bancos.

Una página de un documento filtrado (Fuente: Al-Arabiya.net)

Bancos privados iraquíes involucrados

El informe enumera a varios bancos privados iraquíes involucrados en la transferencia de estos fondos:

El Regional Cooperation Bank

La declaración oficial del Banco Central de Irak confirma que el Regional Cooperation Bank es propiedad de empresarios iraquíes e iraníes.

El United Bank For Investment

El United Bank for Investment es propiedad de Fadel Al-Dabbas y el empresario iraquí Khamis Al-Khanjar, quien fue sancionado por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos por estar vinculado a las milicias respaldadas por Irán. Cabe señalar que este banco fue colocado bajo la tutela del Banco Central de Irak en noviembre del 2018. Además, el fiscal jordano le emitió un memorando a Interpol solicitando el arresto de «Al-Dabbas» el 28 de mayo, 2018 por el cual el informe no provee una razón específica.

El mismo banco posee en su junta directiva a un controvertido banquero llamado Hassan Nasser Jaafar Al-Lami, también conocido como Abu Rami, quien posee el 40% de las acciones del banco. Al-Lami posee dos bancos privados adicionales: el Iraq Islamic Bank y el Trans-Iraq Bank, junto a la Compañía Sama Bagdad para el Cambio de Divisas. Según el informe, este último fue cerrado por las autoridades jordanas en el año 2016.

El 14 de enero, 2020 el canal por satélite libanés MTV transmitió una entrevista con una mujer iraquí que afirma haber trabajado como empleada del Banco Central de Irak. La mujer, conocida como denunciante, describe a Al-Lami como el «Qassem Soleimani financiero de Irak». En su entrevista, la mujer afirma que posee documentos que prueban que Al-Lami se encuentra entre los funcionarios clave en Irak que facilitan la financiación de Irán y de Hezbolá en moneda extranjera y que ingresó al Líbano el 6 de diciembre, 2019.[3]

Hassan Nasser Jaafar Al-Lami, también conocido como Abu Rami, (Fuente: Arabyia.net)

El Elaf Islamic Bank

Según el informe, el Elaf Islamic Bank posee tratos con el Banco de Desarrollo de Exportaciones de Irán y fue sujeto a sanciones estadounidenses en el año 2012. El informe dice que estas sanciones fueron levantadas en el año 2013.

El Al-Bilad Islamic Bank

El director de la junta directiva del Al-Bilad Islamic Bank Aras Habib Al-Faili, fue sancionado por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos por financiar al Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI) y por transferir fondos de Teherán directamente a Hezbolá, según el informe.

El Iraqi Union Bank

El Iraqi Union Bank es propiedad de los hermanos Aqil y Ali Muftin, quienes según el informe poseen estrechos vínculos con el ex-primer ministro iraquí pro-Irán Nuri al-Maliki. En el 2016, la institución Reserva Federal estadounidense colocó $200 millones de los fondos del banco en espera debido a sospechas de corrupción.

Falta de monitoreo y supervisión

Los documentos filtrados muestran además «multas financieras impuestas a SOMO debido a demoras en la carga y descarga de los tanqueros petroleros, junto a otras multas relacionadas con los contratos de servicios de petróleo crudo».

El informe sugiere que la falta de un sistema de monitoreo integral en Irak hace que sea difícil para cualquiera saber si existe alguna diferencia entre las cantidades de petróleo extraído, producido, exportado y lo que se consume en el país.

«Una de las compañías extranjeras que operaban en Irak confirmó previamente que existe una gran diferencia que llega hasta el 50% cuando se es transportado petróleo crudo a los tanqueros petroleros, lo que lo llevó a retirarse de Irak».

Cabe señalar que el 20 de junio, 2019 «Eni», una compañía de energía eléctrica italiana, rechazó un envío de crudo iraní que fue falsamente etiquetado como petróleo iraquí, en un intento por evadir las sanciones estadounidenses.[4]

(Fuente: Al-Arabiya.net)


[1] Rudaw.net, 18 de enero, 2020.

[2] Alarabiya.net, 21 de enero, 2020.

[3] Mtv.com.lb, 14 de enero, 2020.

[4] Argusmedia.com, 21 de junio, 2019.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.