Diario Judío México - Gloria de Antonio Rubio (Salamanca, 1959) empezó a interesarse por la comunidad judía cuando llegó a sus manos “Los judíos en el reino de ”, de Ónega. En ellos centró su tesis y desde entonces no ha parado de investigar al respecto, un trabajo a veces frustrante: “La información sale a cuentagotas. Desde 2002 hasta la actualidad habré descubierto 30 cosas nuevas”. Esta investigadora del Instituto de Estudos Galegos Pai Sarmiento, dependiente del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas), protagoniza la conferencia “Xudíos na Idade Media: o caso de Ourense”, organizada por el Ateneo de Ourense en el Marcos Valcárcel, el miércoles a las 20,00 horas.

¿Qué sabemos?

“Hay muy pocos documentos acerca de la comunidad judía en Ourense. Pero la suerte que tenéis en vuestra ciudad es que se conservan bastantes libros de notarios y algunos documentos de la Catedral”, explica la investigadora. Tampoco se sabe cuando llegaron a España -“no hubo una invasión, como la árabe, si no que fue un asentamiento progresivo, seguramente con afán comercial”-, pero la primera noticia que se tiene de los judíos en es en Celanova en 1044. “Después, hay un registro en el 1200 en Allariz y en otros documentos se menciona la sinagoga de Ourense en 1345, que estaría en Lamas Carvajal”. Entre medias, nada.

Se sabe que los judíos de la provincia se dedicaban “a la recaudación de rentas, muchos eran plateros y otros eran los jefes económicos de familias importantes. Abraham de León y Judá Pérez estaban al servicio de los Sarmiento de Ribadavia”, explica De Antonio. Precisamente, al contrario de lo que se piensa, la confluencia de judíos en la capital del Ribeiro se ha visto “un poco exagerada” por sucesivos historiadores que se basaron en la crónica de Froissart: “Cuando los ingleses entraron en Ribadavia, el texto recoge que mataron a 1.500 judíos. Se trata de una expresión típica que reflejaba exageración. En proporción, hubo muchos judíos allí, pero no tantos”. De hecho, como ha descubierto Gloria de Antonio, “gracias al registro de un tributo especial que pagaban los judíos de Ourense, Monforte, Allariz y Ribadavia, sabemos que en 1464 había 78 familias, ¡pero entre las cuatro poblaciones”.n