Homenaje en a Juan Pablo II, el amigo de Israel.

San Juan Pablo, con tu oración protege las familias y cada vida que brota en la familia. Ruega por el mundo entero, todavía marcado por tensiones, guerras e injusticias. Tú te opusiste a la guerra invocando el diálogo y sembrando el amor: ruega por nosotros, para que seamos incansables sembradores de paz.

A , amigo del pueblo de Israel, centinela de Occidente y vencedor del comunismo.

A don Antonio Lizana, sacerdote en , luz y consuelo en nuestra vida.

A don Alfonso Simón y a don Carlos Melero, sacerdotes de la iglesia de San Justino en Madrid. Con sumo agradecimiento y cariño. A Rosa Enrique, la amiga que vino del Paraguay, y que en la iglesia de nos auxilió con caridad cristiana en momentos dolorosísimos. Con sumo agradecimiento.

La melancolía de los Caballeros Andantes se refleja en sus enormes cicatrices, arrodillados en los reclinatorios y en el comulgatorio de la iglesia de Brunete, rezan en la verja de la ermita de San Sebastián y se postran ante la estatua de bronce de Juan Pablo II, el papa que tanto contribuyó a la caída y derrumbe de la tiranía marxista en Europa, así recordó el Gran Maestre que aquí en estos pagos, hace más de ochenta años el comunismo sufrió dura derrota, sentenció en voz alta don Antonio de Quintana, al abrigo de la dureza de sus rostros, afirmaban cono cada mañana sus compromisos ante el Señor, después se encaminaron hasta un hermoso prado en el campo, donde desgustaron una sabrosa comida de los deliciosos y finos garbanzos de la tierra brunetense.

Y todo esto en festiva y amigable compañía de amigos del pueblo y gratos cantos marianos.

La reunificación del reino no estaba lejos, pese a los que querían romper la unidad en todos los sentidos, ya muchos eran los que escribían al Gran Maestre, acumulando cartas en su andante despacho, los asaltadores y piratas que asolaban y muchas partes del mundo, caían ante las lanzas de la verdad y las flechas de la justicia. En un mundo que parecía haber perdido el norte, en una masa negra de obscuridad, la luz de las misiones espantaba a las sombras.

Nuevas aventuras les esperaba a la Nueva Caballería Andante, más hazañas, invitaciones y la toma de varios castillos ocupados por los prevaricadores.

Hoy y esta noche había tono festivo, miradas honestas entre damas y caballeros, música, mucha música y un gran homenaje en Brunete.

Desde el hostal Alba un minuto antes del amanecer, se escribían las crónicas de la Nueva Caballería Andante.

En aquella torre en la que no estrenaba el Sol fueron capturados los dos Caballeros Andantes, cerca de los Pirineos, pero esto ya forma parte de otras hazañas y del siguiente capítulo.

ANNO TEMPLI CMIII
-MADRID.
Marzo de 2021 – Adar 5781

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anterior“El trezoro de la lingua djudeo-espanyola”: qué es y por qué se parece tanto al español
Artículo siguienteYuval Noah Harari: qué aprendimos en un año de pandemia