Este es el artículo 29 de 48 en la serie La Nueva Caballería Andante

De cuando los dos Caballeros Andantes llegaron a la Biblioteca Nacional.

La muerte es la única cosa absolutamente segura en la vida, es la enfermedad mortal que se contrae al nacer.
Agustin De Hipona

El pensamiento de la muerte es casi la única arma que nos queda para sacudir del letargo a una sociedad opulenta.
Rainero Cantalamessa.

Un hombre que tiene siempre ante los ojos a la muerte supera siempre la falta de valor.
Un Padre del Desierto.

No hay penas en la tierra que la tierra no pueda curar.
John Muir.

A Don Hipólito Escolar Sobrino, que fue director de la Biblioteca Nacional de Madrid, y con quien hicimos un inolvidable y fecundo viaje a Israel. Siempre en la memoria.

A todos los caballeros andantes que dieron sus vidas en defensa de sus nobles ideales.

***

En el monopolio del raciocinio y la suntuosa sala de las justificaciones teóricas, algunos se han creído su propio discurso en contra de la vida. El imperio del miedo se ajusta a cada época, busca aliados en las perversiones y el carácter de un agotamiento social y humano sin precedentes. Olvida los hijos artificiales de tal creación que el ser humano está hecho para la vida, no para razonar ni hacer elucubraciones sobre el derecho a la misma. Ponen cortes y medidas, drenando brazaletes y etiquetas, decolorando a otros intelectuales, degradación de un origen que se ampara en la pérdida total del hombre y del conjunto que lo sostiene.

Las bajas pasiones se unen a lo siniestro de la antropofagia, a la perversión de obscurecer hasta la propia vida y el intento de tapar el Sol.

Ya recuerdan los Caballeros Andantes que la maestra de la vida es la Historia, donde solo el hombre tropieza dos veces con la misma piedra. Servidumbre de la codicia, las máquinas de explotar a los hombres parece que van por delante. No obstante, su victoria solo es humo, brazalete de locura que nos agita en un intento para perder lo esencial, lo humano, el corazón que nos une a todos y se alía con la mente sana. La ciencia de la Caballería Andante siempre ha sabido que hay que luchar hasta el final, no utilizar la eutanasia para aliviar el peso de la responsabilidad, de la ceguera y del orden contrario a la vida.

Terminaron los dos Caballeros Andantes su visita a la Biblioteca Nacional, amparados en las hazañas y en las gestas del que fue la luz misma, o de aquel rey David que con tanto amor y vitalidad cuidó de su pueblo, así el Gran Maestre el de Quintana de la Serena, mirando a los ojos de su escudero y como si fuera un terrible león le dijo, luchemos, miremos en la historia y aprendamos de los héroes antiguos, de todas las estrellas que salvaron vidas, reinos y civilizaciones.

No nos quitarán a Dios ni todo lo bueno que ha guardado en el corazón de los hombres, concluyó el Gran Maestre de la Nueva Caballería Andante.

ANNO TEMPLI CMIII
BRUNETE-MADRID.
Marzo de 2021 – Adar 5781

Más Artículos en esta Serie

<< La Nueva Caballería Andante. Capítulo 28La Nueva Caballería Andante. Capítulo 30 >>

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorDescubren decenas de comentarios antisemitas en Auschwitz a través de Google Maps
Artículo siguienteIrán rechaza por tercera vez oferta de Biden de iniciar conversaciones