EL CID CAMPEADOR.

Quien se burla de una dama y después la abandona, que le suceda lo mismo y aún peor.

El Cid.

El cantar del Mío Cid.

El corazón se me agranda, porque estáis vosotros delante; con la ayuda de Dios he de vencer en esta lucha.

El Cid.

El cantar del Mío Cid.

El que a buen señor sirve, siempre vive en regalo.

El cantar del Mío Cid.

A la misma Reconquista contra la muerte.

**************************

La Reconquista es una tarea obligada para nuestra cristiandad.
Y la Caballería Andante habiendo reunido un bravo ejército en Valencia, se dispuso a combatir contra las tropas enemigas con sede en Cataluña y en Madrid. El golpe de efecto y la estrategia habría de mirarse en todos los libros de caballerías escritos desde el mañana.
Parte del ejército entraría en Barcelona para detener de una vez por todas a los independentistas, dirigidos en batalla por el general y Escudero del Gran Maestre, la otra parte de la misión la realizaría don Antonio de Quintana de la Serena, quien como don Rodrigo Díaz de Vivar, nuestro Cid Campeador, era un maestro inigualable en las batallas a campo abierto. Batallas modernas donde ya no se derrama sangre por parte de los ejércitos de la cristiandad, pero todo ferviente enemigo queda hecho un trapo y su poder es destruido desde la raíz hasta las puntas.
Y en Valencia, cerca del recinto ferial donde ponen la feria del libro, el Gran Maestre hizo que la tierra temblara y hasta sus enemigos metidos en un bunker moderno se estremecieron.
-¡Ay, que hemos engañado a las gentes, nos hemos vestido de humildes obreros y nos han cogido, nuestro disfraz se ha caído y quieren quitarnos los yates, las mansiones, y todos nuestro dinero robado al pueblo con saña e hipocresía y estos acaban contigo, te tiran la puerta al suelo y te vuelan en el bunker!, había dicho uno de los cocodrilos al enterarse de lo que les esperaba.
En menos que canta un gallo, tanto el Gran Maestre como su Escudero habían tomado posiciones en la Reconquista de Madrid y Barcelona, sin dormir durante días, destapando cocodrilos, casos de corrupción, embistiendo con el ejército las guaridas de los ladrones y tomando el control de toda la situación.
Levantando la espada de acero templado del Cid y de todo su linaje, el Extremeño tomó la Moncloa y destruyó los planes de las agencias de la muerte en España, y su Escudero con la espada de la cueva de Brunete quebró la espada de un mago que se dejó pervertir por las hienas y todos sus vicios y ya mataba incluso a sus propios alumnos por celos.
Y en tal hipocresía como la hipocresía de los comunistas que tienen avión privado, su espada se quebró ante el acero bien templado del de Brunete.
Y a diferencia de los que están en el error de la muerte, los dos Caballeros Andantes haciendo honor a los verdaderos y resurgidos Templarios vencieron a sus enemigos respetando todas las formas de vida.
Y como la figura y las hazañas del Cid quedaron inmortales, la figura del Gran Maestre y su Escudero quedó inmortalizada en Vivar y en todas las hermandades y la máscara travestida de la hipocresía que engaña al pueblo, entre orgías y la decadencia de buscar la muerte de las personas a cambio de viandas y favores personales, fue arrancada de un solo tirón pero con paciencia añadida.

Por el Gran Maestre don Antonio de Quintana de la Serena y su Escudero Alberto Kadan de Brunete.

ANNO TEMPLI CMIII
BRUNETE-MADRID.

KISLEV  2021 – OCTUBRE 2021