Diario Judío México - Quien se haya atrevido a estudiar , habrá descubierto varias diferencias fundamentales con otras lenguas europeas, como el español, pero también el inglés o el polaco. Primero: el texto se escribe de derecha a izquierda. Segundo: las letras son totalmente distintas (todas ellas) de las que usa nuestro alfabeto. Tercero: sólo suelen aparecer escritas las consonantes, mientras que las vocales son tácitas. Bueno, no siempre, ya que muchos textos (especialmente los religiosos) añaden en torno a las letras hebreas una serie de signos diacríticos compuestos de puntos y rayas (llamadas nikud), además de unas marcas o acentos (llamados taaméi mikrá), que indican en el último caso la “melodía” de su cantilación, de la entonación cantada en caso de textos sagrados.

El nikud explicita la forma de pronunciar la palabra, especialmente las vocales tácitas, pero también algunas consonantes del alefato cuyo sonido puede variar. Por ejemplo, la SHin puede transformarse en Sin (de allí que se pronuncien distinto ambas letras en la expresión del conocido rezo “SHemá ); la Fei torna en Pei al inicio de palabra o cuando se ponga un punto dentro de la letra; la Jaf se endurece hasta convertirse en Kaf con una indicación similar. Incluso la Bet puntuada en su interior produce una b cercana a la p, como en shabat (por lo que muchas veces aparece escrita como shabbat).

Durante la segunda mitad del primer milenio de nuestra era se desarrollaron muchos sistemas ortográficos para representar las vocales, pero el más difundido — y el único que aún se usa en un grado significativo — fue el creado por los masoretas de Tiberíades en . Éstos eran judíos que trabajaron entre los siglos VII y X en la citada ciudad y en Jerusalén como sucesores de los sofrím (escribas) en la responsabilidad de hacer copias fidedignas de las escrituras sagradas. El término masoreta proviene del  “masóret”, que significa tradición. Dicho término está recogido en el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, así como masora, que es la “doctrina crítica de los rabinos acerca del texto  de la Biblia, para conservar su genuina lectura e inteligencia”.

De hecho, muchos siglos antes que nacieran esta Academia de la Lengua y similares de otras en todo el mundo, los judíos ya habían hecho los deberes en esa materia. Más les valía, después del descalabro que significó la destrucción del Templo en el año 70, centro de todo el ritual. La diáspora a la que se vio obligado el pueblo tras la destrucción incluso de su capital Jerusalén unos años después, obligó a reconvertir la fe casi en otra distinta. Ya no había un Sumo Sacerdote de la casta de los Cohen, sino que se debió formar en la Torá a simples hombres del pueblo que se llamarían rabinos, que necesitaban saber cómo pronunciar los rezos adecuadamente allí donde vivieran en el ancho mundo. Uno de los fenómenos que más les ayudaron a propagar la nueva liturgia fue el trabajo riguroso de esos pocos que vivieron consagrados a la labor en ciudades casi abandonadas y sometidos al yugo musulmán. La Real Academia Masorética del .

Jorge Rozemblum

Director de Radio Sefarad

www.radiosefarad.com

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorLey De Nacionalidad: Separatismo Y Exclusión
Artículo siguienteDescanse en paz la Sra. Victoria Sidauy de Mustri Z”L
En 1989 empieza a desempeñar labores de redacción y traducción (Inglés, Francés y Hebreo a Español) para diversas publicaciones informáticas: PC Magazine Actual, Personal Computing, Amstrad Magazine, Redes, Sistemas, Tribuna Informática, etc.). De 1992 a 1996 es responsable de las secciones de sonido y vanguardias tecnológicas en la revista de nuevas tecnologías OnOff (Editorial Globus). Realiza proyectos de ediciones técnicas también para las editoriales VNU, Infolaser y Tecnipublicaciones. De 1994 a 1998 trabaja como corrector para temas de informática para la Editorial McGraw-Hill. En 1996 realiza traducciones técnicas para KDC y para CT. *  Desde 1995 a 1999 es Jefe de Redacción en la agencia de comunicación Aleph, encargándose de las Notas de Prensa, Comunicados y Columnas para empresas como Lotus, Autodesk, Acer Computer Ibérica, Pinnacle, BEA, etc. Entre 1999 y mayo de 2000 es nombrado Director de Servicios Especiales de la misma empresa, a cargo de los servicios de traducciones (folletos técnicos, de marketing, anuncios, etc.), boletines (LotusClub, ATC Noticias, BEA News, etc.) y clipping. TRAYECTORIA PROFESIONAL (música) Desde 1989 colabora como redactor para revistas de música (Sociedad Española de Musicología, Guitar Player, Keyboard, etc.) y generales (Avalon, Panama Jack, etc.). En 1990 funda y dirige la revista trimestral de nuevas tendencias musicales MUSICA GLOBAL (Mandala Ediciones), que funciona hasta 1995. Se encarga del apartado de música en la versión española de la enciclopedia en CD-ROM Encarta 97 de Microsoft (para Me&Ta Multimedia). De 1996 a 1999 colabora con Marketing Editorial en varios proyectos para el Club Internacional del Libro (redacción de fascículos de la colección Historia de la Música Deutsche Grammophon y fichas de la colección La Gran Música). Desde 1995 participa en el grupo de música antigua de Eduardo Paniagua, como intérprete de cítola (guitarra medieval) y cantante de música judía sefardí, con los que ha actuado en España, Portugal, Marruecos, Francia, Italia, Suiza, Alemania, Bélgica, Dinamarca, Noruega, Canadá, Costa Rica, Panamá, Honduras, Croacia, Bosnia e Israel. Junto al grupo ha editado los discos “Música de las Tres Culturas” (1998), “Moradas del Corazón” (2003) y “Maimónides” (2004, todos en Pneuma Records). En 2006 forma el grupo Klezmer Sefardí (con CD del mismo nombre para Pneuma Records). TRAYECTORIA LABORAL * Desde junio de 2003 colabora desinteresadamente con la web Musicasdelmundo.org en la redacción de artículos sobre música e instrumentos del mundo. * Desde enero de 2004 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de la revista Musitec Magazine de F&G. * Desde enero de 2004 y hasta enero de 2005 colabora como traductor y redactor para la agencia de comunicación empresarial Aleph Comunicación. * Desde abril de 2001 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de las revistas DVD Total y Future Music de LarPress * Desde abril de 2001 y hasta mayo de 2003 colabora como redactor de la web de noticias de Nuevas Tecnologías de Tecnipublicaciones. * Desde junio de 2000 trabaja como traductor y redactor freelance para empresas como DyR, Prensatec, Aqua MassMedia, Aabam, Crimson, iTerracom y Premdan. Desde abril de 2007 trabaja en Radio Sefarad como director musical y desde finales del mismo año y hasta septiembre de 2011 como editor, a cargo de la creación y puesta en marcha de nuevas secciones. Desde octubre de 2011 es el director de Radio Sefarad.