Diario Judío México - Porque si bien en este momento tú estás interesado leyendo, en el mundo otros 26 serán víctimas del terrorismo, uno sólo estará descubriendo una futura patente, 247 estarán naciendo mientras 102 estarán muertos; de los cuales 12 morirán de cáncer, 17 de Sida, se suicidarán otros 2 y uno fallecerá en un accidente automovilístico. Y mientras sigues leyendo sin terminar el minuto, 930,874 personas estarán más entretenidas que tú teniendo relaciones sexuales, de las cuales 102,396 serán homosexuales, 134,340 serán infidelidades, en 88 de ellas habrá un nuevo contagiado de VIH y, 39 de las mujeres estarán siendo obligadas a hacerlo. Mientras el minuto no termina estarán siendo traficados, con fines de explotación sexual y comercio de órganos, 4 niños. Estarán a dieta 1,159,666,000 mujeres…

Los habitantes del mundo viven en promedio 66 años, lo que equivale a 34.5 millones de minutos y uno de ellos, tan solo uno, puede cambiarlo todo. El minuto que tú estás tomando en leer esto está siendo trascendental y definitorio en la vida de 189 personas.

PP Zaga nos comparte aquí 17 historias. Cada una de ellas una vida con nombre y apellido, con pasado y, a veces, futuro; con diferente geografía pero con algo en común: todas cambiaron en un mismo minuto.

Si desea comprar este libro, oprima aquí.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.