La bendición de Adam consistía en amarse a sí mismo, y por lo mismo, amar su desnudez, sin tener consciencia alguna sobre los que estaban a su alrededor, los animales y las plantas, sin pudor alguno en su sueño y oculto amor, a lo que le devendría.

Tenía el sueño pesado, a pesar de dormir desnudo como lo acostumbrado según costumbres religiosas de la zona, sudaba y gemía, como si lo persiguieran en algún sueño infinito. Cuando se perdió en el estudio en Jerusalem, le habían impuesto el valor de la vergüenza, una especie de formula entre odio y esperanza. Cuestión que le mantenía de mal humor. Durante la Segunda Guerra Mundial habían llegado al último escaño, Hitler los había llevado a la mella de su vergüenza, desvistiéndolos, hombres y mujeres juntos, y haciéndolos sentir, la culpa de Adam, y su castigo final, vergüenza de su propio cuerpo, de su naturaleza, de su pudor.

A partir de allí nacerían tres generaciones de judíos bien educados y vestidos, cuyo fuero interno consistiría en los buenos modales y la ropa de firma, de marca, los mejores trapos del mundo, atavios, formas, diseños y colores mas elevados que las nubes mismas. Pero años atrás los Tanaitas, con poderes curativos alcanzando el poder poco clásico de resucitar muertos, habían enseñado la importancia de dormir desnudos, sin obstáculos entre ellos y el Creador.

I

David, el viejo Rab de barbas doradas, finalmente de setenta años de edad como bestia su profecia, retorno de su viaje a través del tiempo, a advertir al padre de Java, la pequeña de la cual hablamos en Polanco I, Abraham de Polanco,  sobre las primeras señales del fin del mundo, la sexta ola, no una película Hollywoodense, sino una realidad oculta por siglos, entre los balbuceos y el alboroto de los famosos en los medios de comunicaciónn masivos y populares.

David no había hallado otra forma de expresar el sino que viajando en el tiempo, para descubrir su esencia, y develando así verdades ineditas, alguna vez cifradas en el Libro del Zohar y los libros de Cábala, así como el Libro de la Creación de Abraham Avinu. Su primera misión había sido fortuitamente imposible causando una regresión para tratar de la máquina del tiempo mental que habían inventado, a los tiempos del Holocausto, junto con un grupo de alienígenas, tratando con su máximo poder de evitar la catástrofe que devendría sobre la humanidad. Pero esta maquina del tiempo no era física, era medicinal, y era una especie de regresión en la memoria, y una curación para el Alzheimer.

El Holocausto sentaría las bases de la nueva cultura de la oscuridad, y la respuesta y la resistencia, el nuevo mundo de la luz, la iluminacion, la enciclopedia, el raciocinio, la ilustracion, la era científica de la convivencia social, negando una profunda vergüenza de la verdad, como una intoxicación del alma que quedaría desterrada en libros de historia, pariada con la fascinación por el asesinato. Sin embargo, la raza humana dejaría de ser pura e inocente para siempre.

Abraham paseaba con Sara en el parque Polanco, en la zona de los columpios junto a otros juegos infantiles, cercanos a algunos árboles quienes parecían ser actores representando alguna escena del Rey Lear o de Hamlet. Java, la hija de Abraham, estaba abalanzándose divertidamente en el columpio, sintiendo la ráfaga de aire entre los árboles prorrumpiendo con sus risas de muñequita entre sus trenzas y mejillas, cuando vio una luz lejana, como un remolino de brillos.

Lograron comprar un departamentito en Polanco, la zona con más confort para el comercio de lujo de la ciudad de México, donde vivían las altas esferas de los intelectuales extranjeros: franceses, italianos, alemanes, japoneses, españoles, americanos y judíos. Los extranjeros que venían a abrir nuevos negocios y hacer dinero, y a convivir con los locales morenos y sumamente agradables y amables, paseaban entre bancos y arboles, parques y restaurantes de lujo, galerías de arte y altos edificios cristalinos de oficinas cuyos ventanales mostraban una vista panorámica de la ciudad de México desde un punto de vista de un panorama periférico, ademas de las mejores cadenas de hoteles de la Ciudad y del mundo.

Polanco, un mundo cosmopolita para los amantes de la buena vida.

Ella estaba a punto de cumplir los ocho años y su cumpleaños sería muy pronto. Se seguiría columpiando sin conciencia alguna sobre la desesperanza que se sobrevendría en el mundo como una sombra para su padre, en su memoria, una sombra como película de la cual su padre era un personaje principal imprescindible, simplemente por el hecho de haber sido el rimer ser humano en llegar a La Tierra.

A Abraham y a Sara se les veía felices, como siempre, y finalmente cómodos en su nueva vida en Polanco comenzaron a especular sobre sus finanzas,  y conspiraban para hacerle a la pequeña, el mejor regalo que hubiesen recibido nunca,  una fiesta sorpresa con payasitos y magos verdaderos tipo Harry Potter o princesitas de Disney. Cuando de pronto sonó el teléfono celular de Abraham con el Ringtone de la Novena Sinfonía de Beethoven. Abraham únicamente deseaba que su hija Java estudiase música cuando fuese mayor en el Instituto Suzuki, puesto que consideraba que la música era la mejor educadora del espíritu. De modo que ya sabía que la música era la más efectiva medicina existente en el universo y por algo Dios la habría inventado. Entre otras cosas, por ello había amado al cine, por la música de film, y sobre aquello escribió su tesis.

Java llamó la atención de su padre mientras volvía en el columpio hacia atrás haciendo con sus gestos un ángulo de menos de veintiocho grados.

-Papi…papi…- grito – Míra…Míra papa!-.

-Si princesita

Hasta que Abraham vio al Tío David, y se quedo esposado con la mirada.

-Espérame un momentito, voy con tu tío David- contestó Abraham con su eterna complacencia, pero pareciendo sentir una nueva especie de exasperación y pasmosidad.

-¿Me regalarías un smartphone en mi cumpleaños?- dijo la niña alegre.

Abraham estaba con una cara pálida y simuladamente solo el aire escucho la voz suave de Java mientras que de frente veía el holograma de David, el Rey David. No podía creer que su hija ya conocía la palabra smartphone como si fuese la piedra angular de la nueva historia de la humanidad.

-Si- continúo Sara- y así aprovechamos para ir de compras al mall a comprarte unas buenas prenditas que te hacen falta. ¿Vendrás a Pabellón Polanco con nosotras esta tarde verdad?- le dijo a Abraham a quien amaba con todo su corazón.

Abraham se preguntó dónde habría aprendido la palabra “smartphone” tan pequeña, ¿sería de lo que los niños hablaban en la primaria?, y que sería de su futuro, cuando vio que Sara y Java observaban ansiosas su rostro, estaba sucediendo otra vez, se estaba desfigurando en una teleconferencia holograma como si su imagen estuviese a punto de desvanecerse o desintegrarse molecularmente, como una especie de parálisis espiritual producto de un dolor indescifrable.

David solo había dicho “Te necesitamos urgentemente”- Urgente! – Eso le dolió, como si le fueran a extirpar nuevamente una parte de su higado, como una espada laser atravesándolo o una estrella ninja entrando en la clave de su corazon.

David le hablo con su voz grave de ciencia ficción, cuando vieron que su marido y padre se desvanecía en el aire como si siempre hubiese sido un holograma y nunca un ser humano real, como si fuese a perderse para siempre en una dimensión extraña y desconocida, The Twilight Zone o The X Files, para ellas, quizás de luz.

Al menos, las memorias de Abraham, el Padre.

POLANCO 2

Una novela cinematográfica

Abraham Nissan

David había hecho nuevas alianzas con criaturas de todas las galaxias, y su objetivo no había cambiado, detener a Hitler (Que su nombre sea Borrado). Parecía imposible; pareciera imposible cambiar el pasado, el destino cruel de la raza humana y el pueblo hebreo, pero no lo era, no con las maquinas del tiempo que tenían los alienígenas amigos de la Tierra en estos tiempos, -quienes podían borrar el pasado y cambiarlo, resetearlo e integrarlo a un nuevo futuro.

Finalmente David había logrado congregar a un grupo de alienígenas que merodeaban al planeta para advertir sobre las desventuras que este sufriría y para explicar porqué había que anular los genocidios del siglo Veinte. Les había enviado un mensaje y ellos le habían contestado.

Photo by rutlo

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorAlcalde lituano desmantela una construcción hecha de lápidas judías
Artículo siguienteEl antisemitismo tras la máscara de BDS
Abraham Nissan Contacto: avivit02@gmail.com editorialgv@rocketmail.com '''Abraham Nissan''' (n. 1969, Distrito Federal, México) es un escritor, novelista, guionista de cine ganador del Premio Nacional de Literatura Sefaradí por su "Colección de cuentos de Internet" (2009). Abraham Nissan nació en Distrito Federal, México 1969. Curso sus estudios de literatura universal en la Sogem, Teoría de la Comunicación en la Universidad Nuevo Mundo y Dirección de cine en la Universidad de California en Los Ángeles. Escribió cuentos que le dieron el Premio de Literatura en el Festival de las Artes Monte Sinaí, el Premio de Literatura Cuento Sefaradí, y el Premio del Certamen Literario Cervantes. Así mismo, escribió y dirigió cortometrajes (Espejo de Azúcar,1991) que lo llevaron a ser galardonado como el mejor director de cine universitario de la Ciudad de México en el Festival Interuniversitario de cine de la Ciudad de México. Trabajó como editor y articulista de la revista cultural de universitarios "Todos Nosotros". Fungió como Presidente de la Sociedad de Alumnos de la Universidad. Estudió dirección dramática en el Núcleo de Estudios Teatrales con el director de teatro Ludwik Margolis. Estudio la Tora y la Cábala en las Instituciones Ohr Somayach y Bnei Baruj, así como en el Centro de Kabbalah del Rabino Berg. Fundo la empresa de cine "Holy City Films" que se centra en Jerusalén. Sintetizó su obra en la frase "En el Principio Dios creó el signo" basado en la semiótica de Umberto Eco y la Tora. Estudió la Cábala humanista con el Rab Michael Laitman en el canal 66 de la Cábala de Israel. 1973-1987 Estudió en una escuela hebrea judía en México. 1980-1985 Participó en los movimientos sionista Dor Hadash y Halutz en México. 1988-1992 Estudió comunicaciones, actuación teatral, escritura. 1991 Presidente de la Sociedad de Alumnos de la Universidad en México. 1992-1997 Estudió de la realización de películas y la dirección de la UCLA y NET en Los Ángeles. Trabajó como compositor de música de cine, escritor y guionista. 1992 Presidente de Comunicaciones de la FEMUJ (Federación Mexicana judía de Estudiantes Universitarios). 1988-1997 Escribió varios libros, artículos y columnas en varios periódicos y revistas. 1998 Hizo aliá a Israel. 1999 Estudió de hebreo en el Ulpán Akiva. 2000-2006 Trabajó en Jerusalem Post, Toys R Us, y algunas oficinas de Telemarketing. 2007 Miembro del consejo de administración en Kfar Hayam. 2000-2015 Produjo y escribió casi 40 libros, miles de artículos y columnas, 10 guiones de cine, 100 canciones, producidas pinturas digitales. Escritor de 7 novelas, uno de ellos el best seller "Polanco". Desde 2010 miembro de un movimiento israelí "Hamaagshim" para crear nuevas empresas. 2014- Productor de la película israelí "Anti-Virus" se proyectó en Cinemateq Tel Aviv. 2005-10 Trabajó en ups israelíes de inicio y películas: El nuevo JPost, 24 canales de televisión de música, película "El Secreto". Fue parte activa del movimiento de la cinematografía israelí. Propietario de 10 patentes de inicio. Escribió decenas de cuentos (Mi primera muerte, La calle rota, Furias y nostalgias ahogadas en un café, El director, Mi cocina esta en Jerusalem, La tela digital, El ministro Gold, Internet City, Quien es el asesino?, John Doe); Novelas (La piedra, El viejo, el mar y la mujer, El consejo de sabios de Internet, El amor de los Jasídicos, Polanco); Ensayos filosóficos (La Alef, La arqueología del lenguaje, El neandertal del lenguaje, Ser, hacer y tener, El signo); Guiones de cine (Ópera y Circo, Mashiaj, El balón es redondo, Oculto, Medusa, Crisis, 39 mujeres, El mejor pan del mundo, Camino al amor, Asesinato en la biblioteca, Amor perdido, El camino de la vida, Amor en la Oscuridad, El hombre www). Es bloggerista en Internet y trabaja como columnista en Diario Judío. Ha sido nombrado en el 2011 "Maestro del cuento" por la Comunidad Judía de México. '''Obras''' “Diario de un Viajero en Israel” (Diario escrito) 1987 "Mi primera muerte" (cuento)1988 "El juego de póker" (guión cortometraje) 1988 "La cayada de Abraham" (poesía) 1989 "Los gatos" (guión cortometraje) 1989 "El lago" (cuento) 1989 "Un pueblo llamado Esencia" (Novela poética) 1990 "Un hombre solo" (poema)1990 "La rosa roja" (guión y película cortometraje) 1990 "La calle rota" (cuento) 1991 "Furias y nostalgias ahogadas en un café" (cuento) 1992 "La sombra de una flor" (cuento)1992 "El director" (cuento)1992 "Las cuatro estaciones" (guión para la televisión)1992 “Isotopía de enredos” (guión de cine cortometraje/comedia) 1992 "El espejo de azúcar" (cuento y película cortometraje)1992 "Máscaras" (cuento)1993 "Ser, hacer y tener" (ejercicio psicológico)1993 "Diario de viajero a la India" (poesía) 1994 "Cartas de amor" (colección)1994-95 "Crisis" (guion de cine) 1994 "El camino más seguro del alma" (guión de cine) 1996 "La Alef" (ensayo filosófico)1997 "La piedra" (novela)1999 "La arqueología del lenguaje" (ensayo semiótico) 2000 "Mashiaj" (guion de cine) 2001 "Mi propia plegaria" (poesía) 2002 "Oculto" (guion de cine) 2003 "El balón es redondo" (guión de cine) 2003 "Tierra" (cuento) 2004 "Medusa" (guion de cine) 2004 "El pequeño Mesías" (guión de cine) 2004 "Mi cocina esta en Jerusalem" (cuento) 2005 "La tela digital" (cuento) 2005 "El viejo, el mar y la mujer" (novela) 2006 "El maestro y la luz" (cuento) 2006 "39 mujeres" (guion de cine) 2007 "El mejor pan del mundo" (guión de cine) 2007 "El día 28" (guion de cine) 2008 "Rushes" (guion de cine) 2009 "Camino al amor" (guión de cine) 2009 "El consejo de sabios de Internet" (novela) 2009 "Asesinato en la biblioteca" (guión de cine) 2009 "Quien es el asesino?" (cuento) 2009 "Internet City" (cuento) 2010 "John Doe" (cuento) 2011 "The Net" (cuento) 2010 "Amor perdido" (guión de cine) 2009 "El camino de la vida" (guión de cine) 2009 "The www man" (guion de cine) 2010 "Actores vs. Fantasmas" (cuento) 2011 "Brandy Coffee Cup" (cuento) 2011 "Un día en Twitter" (cuento) 2011 "The W" (guion de cine) 2011 "El amor de los Jasídicos" (novela) 2011 "Viaje en el tiempo en Wikipedia" (cuento) 2012 "Polanco" (novela) 2012 “El concierto de los árboles” (novela) 2012 "El gobierno de Internet" (novela) 2013 (...En proceso...)