Diario Judío México -

A treinta días de su fin, en este día de muertos, desearía uno componerle al gobierno de Felipe Calderón un réquiem no para honrarlo sino porque por fin termina.

He visto pasar muchas administraciones federales pero no había sido testigo de una administración de tan bajo perfil, de tanta medianía, donde el Presidente prefirió colocar a sus amigos en los puestos del más alto nivel del gobierno, aún cuando no supieran absolutamente nada sobre el ramo que tendrían que encabezar. La mayoría, totales desconocidos y desconocidas en la vida pública mexicana, pasarán a la historia manteniendo esa característica pues no hicieron mayor cosa para cambiarla.

A veces, a modo de juego les pido a mis amigos que nombren rápidamente a cinco miembros del Gabinete actual. Los que primero vienen a la mente son Genaro García Luna, Secretario de Seguridad Pública, Guillermo Galván Galván, de la Defensa Nacional, Francisco Saynez Mendoza de la Marina y Maricela Morales de la Procuraduría General de la República. A lo mejor alguna persona recordará al recientemente fallecido Alonso Lujambio uno de los pocos hombres del gabinete que tenía trayectoria pública y luz propia o al Dr. Córdova por su amable presencia y sus apariciones en relación con la epidemia H1N1. La mayoría del resto permanece en la obscuridad. Por ejemplo ¿usted recuerda el nombre del Secretario de la Reforma Agraria? Y a lo mejor hasta preguntaría si todavía existe esa Secretaría, o ¿se sabe el nombre del amigo o pariente de Calderón a cargo de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales?

En una etapa tan compleja, definitoria y riesgosa para el futuro del país a uno se le antojaría preguntar y ¿a dónde está mi gobierno? Y la respuesta sería pues peleando en una guerra que ha sumido a muchos territorios del país en condiciones semejantes a las de la Revolución Mexicana. Ahora y ante la ausencia de Estado, verdaderos cuatreros, delincuentes organizados y oportunistas están despojando de sus vidas, de sus tierras, de sus propiedades y de sus negocios a miles de pequeños y medianos empresarios pues la mayoría de los más grandes han huido al otro lado de la frontera. También están reclutando y secuestrando a miles de jóvenes para formar sus ejércitos y entrenarlos para cometer los más arteros asesinatos; jóvenes víctimas que se vuelven victimarios ante las amenazas de muerte o ante la ausencia de opciones de empleo e ingresos por el precario desempeño de la estable, pero estancada economía mexicana y la prolongada contención salarial.

En fin, una guerra donde se lucha por las ganancias derivadas de los diversos delitos que se cometen contra la vida, libertad, integridad, ingreso y posesiones de los mexicanos, desafortunadamente en connivencia con una parte de las élites políticas y económicas que han visto aumentar sus riquezas en negocios de lavado de dinero o por corrupción.

Y es precisamente por eso que nos acordamos de los nombres de los miembros del Gabinete de Guerra de Calderón y no del Gabinete Social, ni del Económico, aún cuando en los últimos días el Presidente no ha dejado de inaugurar obras, hablar de los maravillosos programas que ha llevado a cabo y decirnos que ya todos los mexicanos tenemos el derecho universal a la salud, nada más que no aclara en qué hospitales, clínicas, laboratorios, equipamientos, con qué doctores y personal, podemos hacer exigible ese derecho.

Sólo algunas cifras para refrescar el recuento de “logros” de esta saliente administración. INEGI señala que entre 2007 y 2011 se cometieron 95 mil 632 asesinatos documentados. La Comisión Nacional de Derechos Humanos ha registrado de 2006 a 2012, 5 mil 397 expedientes de personas reportadas como extraviadas o ausentes.

Un grupo de organizaciones sociales ha documentado 3 mil casos de desaparición forzada entre 2006 y 2011; otros grupos manejan cifras de hasta 10 mil. Los casos de tortura en son motivo de preocupación en los mecanismos de derechos humanos de Naciones Unidas.

De acuerdo al Reporte Global de Desplazados Internos de marzo de este año, 160 mil personas viven desplazadas en nuestro país y el año pasado 26 mil 500 tuvieron que dejar sus hogares. En el norte del país cada día aparecen abandonados más pueblos y viviendas, mientras que en ciertas ciudades, empiezan a surgir colonias de desplazados. Acapulco, Monterrey, Torreón y Reynosa entre otras importantísimas ciudades mexicanas viven en el terror. Por su parte, ciudades históricamente pobres del Estado de Texas está siendo ampliamente beneficiadas por el traslado de mexicanos con sus recursos.

La Relatoría de Libertad de Expresión de la ONU señala que de 2000 a 2010 fueron asesinados 66 periodistas y 12 están desparecidos más los que se agregan en 2011 y 2012.

El día de ayer a raíz de un atentado a un alcalde de Michoacán, se informaba que en esta administración han muerto 31 presidentes municipales.

Eso sí de 2006 a 2012, el presupuesto de la Secretaría de Seguridad Pública aumento en 238%, los de Marina y Defensa crecieron en cerca de 65% respectivamente, en tanto que el de la Procuraduría sólo 21%.

Por su lado, observamos un aumento del desempleo y de la ocupación en el sector informal y en cambio, el ingreso promedio por hora trabajada se redujo un 10% y el salario mínimo continúa cayendo. Los ricos se hicieron más ricos y los pobres más pobres.

Fin de este breve réquiem de despedida.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

1 COMENTARIO

  1. Despues de casi 40 años de ausencia de mi querido México natal
    me duele mucho leer el articulo de la sra. Jusidman y ver que nada a cambiado para mejor, y que los problemas que ya habian solo han agravado y ademas hay nuevos….

    David Livne (Lazdeiski)
    Rehovot, Israel

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorTú y yo… ¿qué somos?
Artículo siguienteConfesion de François Hollande, ni un solo aleman arresto a los judios ,el crimen fue cometido en Francia
Estudio economía en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) e inició su trabajo profesional como investigadora del Banco de México, de El Colegio de México (Colmex) y de la Dirección General de Estadística.Trabajó por 20 años en el Gobierno Federal como Directora General del Empleo, del Instituto Nacional del Consumidor, del Centro de Investigaciones para el Desarrollo Rural Integral y concluyó como Subsecretaría de Planeación y Desarrollo Pesquero.Dejó el Gobierno Federal en 1991 y se incorporó a las organizaciones de la sociedad civil en lucha por la democracia. Fue presidenta de ACUDE (Acuerdo Nacional para la Democracia), participó en la creación y fue parte de la primera coordinación de Alianza Cívica, socia fundadora de GIMTRAP y de Causa Ciudadana APN y actualmente es presidenta fundadora de Iniciativa Ciudadana y Desarrollo Social, INCIDE Social AC.Fue miembro del Comité Técnico para la Auditoria del Padrón Electoral en 1994 y directora del Registro Federal Electoral en 1997. Coordinó los trabajos técnicos para la participación de México en la Conferencia de la Mujer en Beijing de1995.Participó como Secretaria de Desarrollo Social en el primer gobierno democrático del Distrito Federal de 1997 al 2000.En 2003 fue una de los cuatro expertos encargados de la elaboración del Diagnóstico sobre la Situación de los Derechos Humanos en México para la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas en la materia, encargándose de varios apartados del Capítulo de DESC y del relativo a derechos humanos de las mujeres. En 2008 colaboró en el diagnóstico de derechos humanos de Guerrero con el capítulo sobre DESC.En 2004 y 2005 coordinó la elaboración de un análisis sobre la Realidad Social en Ciudad Juárez, y de 2006 a 2009 promovió y participó en los Comités Conciudadanos para la Observación y la Reforma Electoral. Participa como docente y conferencista en varios diplomados en los temas de Desarrollo y Política Social, Derechos Económicos, Sociales y Culturales, Políticas hacia las Familias, Desigualdad Social, Sector Informal y mercados de trabajo y Desarrollo de la Sociedad Civil.Es miembro del Seminario de la Cuestión Social de la UNAM, de la Sociedad Mexicana de Demografía, del Consejo del Observatorio de Política Social y Derechos Humanos, Consejera de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), miembro titular del Seminario de Cultura Mexicana; y ahora miembro del Consejo Consultivo Ciudadano de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (CONAVIM).