Diario Judío México - Los feminicidios, una de las manifestaciones más extremas de la , han dejado de ser en muchas partes crímenes ignorados barridos bajo una alfombra de silencio.

En la actualidad, gracias a la tenacidad de los movimientos feministas y a la emergencia de fenómenos como el #MeToo, se está dando una revolución consistente en que cada vez más (y hombres) en el mundo han decidido emprender el combate contra ese estado de cosas mediante todos los medios posibles: educación, legislaciones nuevas, campañas publicitarias,  asignación de recursos económicos para llevar a cabo los programas requeridos, y también, por supuesto, la protesta pública en sus diversas modalidades, para hacer saber a autoridades y sociedad civil que hay una exigencia absolutamente firme de terminar con la tolerancia secular que ha existido hacia los diversos y añejos comportamientos marcados por la .

En el mundo árabe, el retraso en el tema de género es grave. Si bien hay avances importantes en algunos espacios –en Túnez recientemente se turnó una propuesta de legislación para acabar con la práctica promovida por la ley religiosa de que las sólo pueden heredar una mitad de lo que reciben los hombres–,  el panorama en casi todos los demás países es bastante sombrío. Algunos pocos ejemplos: Arabia Saudita con su brutal grado de segregación infligida a las al amparo de la legislación nacional; Egipto, nación donde los abusos sexuales y los feminicidios son cosa de todos los días y gozan de amplia impunidad; o Líbano, donde en su código penal ni siquiera está contemplado como delito el abuso sexual. En ese contexto, los “asesinatos por honor” como expresión de una práctica bárbara justificada de manera grotesca a partir del “apego a importantes valores de la tradición” son uno de los flagelos con mayor peso.

En esa misma zona del Oriente Medio, en precisamente, también existe inquietud sobre ese tema. El martes pasado, se registró ahí una jornada memorable que dio fe de la indignación popular respecto a la manera como desde el gobierno se está manejando el tema de la y los feminicidios. A lo largo de ese día, en la mayoría de las ciudades israelíes hubo paros escalonados de las actividades laborales de decenas de miles de , ceremonias en campus universitarios, plantones públicos, discursos apasionados y certeros, y como cierre, una concentración masiva en la plaza Rabin de Tel Aviv, donde se congregaron 20 mil personas, exigiendo a las autoridades abandonar su pasividad ante el problema. Esta jornada tuvo la particularidad de que unió a judíos, árabes y drusos, a toda la gama de la diversidad israelí, resueltos a hacer algo concreto para ejercer presión.

El detonante de esta protesta fue el hecho de que hace un par de semanas se registraron en el país los asesinatos de dos adolescentes de 13 y 16 años. Con esos dos homicidios se contabilizaban ya 24 asesinadas en este año por sus parejas o por familiares. Derivado de esos hechos, los partidos de oposición en el Parlamento israelí presentaron la iniciativa de ejercer efectivamente el presupuesto de 250 millones de séqueles, que desde hace un año y medio se había aprobado para las labores de combate a la : albergues, servicios policiacos de protección, programas educativos, estructura de trabajado social, sicólogos, etcétera. Los recursos estaban asignados, pero en el colmo del absurdo, permanecían congelados por negligencia y/o falta de voluntad de ejercerlos.

Lo increíble fue que ante esa más que lógica iniciativa, todos los parlamentarios miembros de la coalición gobernante, tanto hombres como , decidieron votar en contra, a pesar de que el dinero ahí estaba. ¿Por qué? Simplemente porque fue una propuesta hecha por la oposición y por lo visto, a la oposición no debe concedérsele ningún triunfo, aunque ello signifique un daño monumental a las causas sociales. Más o menos ésa fue la justificación que dio el premier Netanyahu cuando se le preguntó al respecto, justo en la visita que, con motivo de la celebración del Día Internacional contra la , hizo dos días después a un albergue de violentadas: “fue una propuesta de la oposición, por eso votamos en contra”, dijo.

Ante esa grotesca situación, era evidente que se movilizaría la protesta de los sectores feministas y de la población conscientes de la lacra encarnada en la violencia de género. Así que el desacuerdo y la indignación han sido ya planteados; el siguiente paso, si hay congruencia, deberá ser manifestar la presión a través de las urnas cuando llegue el momento. Eso es lo que normalmente procede en las democracias.

FuenteExcelsior

SIN COMENTARIOS

Leave a Reply

Artículo anteriorLa Ciudad de los Mil Templos
Artículo siguienteDescanse en paz la Sra. Tivia Cohn Z”L
Licenciada en Sociología egresada de la UNAM (1980), con estudios de maestría en Sociología en la UNAM y con especialización en Estudios Judaicos en la Universidad Iberoamericana. (1982-1985) Fue docente en la ENEP Acatlán, UNAM durante 10 años (1984-1994). Actualmente es profesora en diversas instituciones educativas privadas, judías y no judías.De 1983 a 1986 fue colaboradora semanal del periódico "El Nacional" tratando asuntos del Oriente Medio.Desde 1986 hasta la fecha es editorialista semanal en el periódico Excélsior donde trata asuntos internacionales.Es comentarista sobre asuntos del Medio Oriente en medios de comunicación electrónica.Publicaciones:"Los orígenes del sindicalismo ferrocarrilero". Ediciones El Caballito S.A., México, 1982.En coautoría con Golde Cukier, "Panorama del Medio Oriente Contemporáneo". Editorial Nugali, México, 1988.Formó parte del equipo de investigación y redacción del libro documental "Imágenes de un encuentro. La presencia judía en México en la primera mitad del siglo XX" publicado por la UNAM, Tribuna Israelita y Multibanco Mercantil, México, 1992.Coautora de "Humanismo y cultura judía". Editado por UNAM y Tribuna Israelita. José Gordon, coordinador. México, 1999.Coordinadora editorial de El rostro de la verdad. Testimonios de sobrevivientes del Holocausto en México. Ed. Memoria y Tolerancia, México, 2002.Redactora de la entrada sobre "Antisemitismo en México" en Antisemitism: A Historical Encyclopedia of Prejudice and Persecution". Ed. ABC CLIO, Chicago University, 2005."Presencia judía en Iberoamérica", en El judaísmo en Iberoamérica. Edición de Reyes Mate y Ricardo Forster. EIR 06 Enciclopedia Iberoamericana de Religiones. Editorial Trotta. , Madrid, 2007.Artículos diversos en revistas de circulación nacional e internacional.