La más pequeña de las Haciendas Luxury Collection by Marriott, la Hacienda Santa Rosa solía ser la finca privada de un miembro de la nobleza. Con solamente once habitaciones, este refinado espacio es un edén de privacidad y lujo. Desde la Hacienda Santa Rosa nos aventuramos a pequeños pueblos mayas, descubriendo el estilo de vida, tanto histórico como contemporáneo, de los talentosos artesanos de la región.

A través de una iniciativa única, el grupo Marriott se dedicó a rescatar del paso del tiempo a cinco haciendas, devolviéndoles el esplendor de sus días de gloria. Cada una nos ofrece experiencias inolvidables, haciéndonos sentir como los antiguos hacendados pero en compañía de las comodidades de la modernidad. The Luxury Collection de Marriott es la colección de hoteles que nos llevan a descubrir los destinos más encantadores y prestigiosos, desde palacios legendarios, clásicos modernos y hermosas haciendas selváticas, como las de Campeche. Cada hotel y resort que es parte de esta exclusiva colección, representa las características que hacen único al destino, logrando una fusión de impecable servicio de lujo y experiencias cautivadoras y auténticas.

Pequeña y con servicio personalizado espectacular, Hacienda Santa Rosa tiene solamente once habitaciones, albergadas en los antiguos edificios de la finca. Con gran creatividad se han convertido espacios históricos en magníficas suites, originales albercas, relajantes terrazas y preciosas caminatas.

Este encantador hotel está localizado a 70 kilómetros de las ruinas de Uxmal y de la ciudad de Mérida y a sólo 45 minutos del aeropuerto.

Si bien no se ha olvidado ningún detalle para brindar a las huéspedes una sensación de total relajación y comodidad, la restauración de la hacienda se realizó de una manera que conserva algunos de los elementos exactamente como se encontraron: cada habitación tiene una sección de letreros sin restaurar en las paredes o una viga sin pintar; y la sala de máquinas no ha sido restaurada en absoluto.

La casa principal de estilo colonial actual, las bodegas y la casa del encargado, datan de 1909. Cuentan con cornisas y frisos. Durante la segunda etapa de construcción en 1916 se agregó la central eléctrica, que también albergaba la trituradora de grano. Varios estilos se pueden ver en su construcción, incluyendo el renacimiento y el neoclásico.

Las suites de la hacienda cuentan con techos altos y puertas dobles de madera de 10 pies de altura. Todos están amueblados en maderas tropicales oscuras, con pisos de baldosas. El jardín botánico de 9.200 m² está ubicado en medio de una antigua plantación de frutas, y cuenta con más de 200 especies de plantas, varias de las cuales son endémicas de la península de Yucatán.

En su restaurante podemos degustar lo más típico y autentico de la gastronomía de la zona, gozando desde panuchos y cochinita pibil hasta platillos internacionales como cortes de carne y pastas. Al caer la noche el mágico silencio de la Hacienda le da un toque seductor a la obscuridad, interrumpida por la luz de la luna y por una gran fogata, en la cual quemamos malvaviscos de postre.

Aquí, en Yucatán, la Hacienda Santa Rosa nos envuelve en un sentimiento de paz, de llegar a casa, de intimidad y romanticismo. En este bello rincón del país podemos visitar sitios arqueológicos del siglo XVII, descubriendo la vida de los mayas, tanto lo histórico como lo contemporáneo. Aldeas locales e impactantes ruinas rodean al pequeño y tranquilo pueblo donde se encuentra la Hacienda, creando un autentico entorno.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorAmazon comprará una empresa israelí por 250 millones de dólares
Artículo siguiente“Volver a ser un niño” Cinta México-israelí de nuestros colaboradores Moisés Gabriel y Aby Volcovich, se presenta en el Festival de Cine Judío en México
Alexis Beard ha tenido la gran fortuna de viajar alrededor del mundo con su familia, lo cual la animó a escribir sobre sus experiencias. Hoy en día, comparte sus memorias a través de varios medios impresos y en línea, incluyendo Travel + Leisure México, Bleu & Blanc y Mundo Ejecutivo. Es co-fundadora de Marcas de Lujo Asociadas by American Express, una comunidad que integra las marcas de lujo del país y las impulsa. www.alexisbeardg.com