Afikei Ohr es el internado agricola-terapeutico donde residen alumnas de 14 a 17 años que provienen de familias violentas o que no las pueden atender económicamente.

Si no es por Migdal Ohr, creado u dirigido por Rab Dovid Grossman, estas niñas pasarían su vida en las calles.

Gracias al trabajo terapéutico con animales, con agricultura, y la fusión de terapias tradicionales y mucho amor, recuperamos a estas jóvenes para que puedan ser ciudadanas productivas del Estado de Israel.

Una vez terminada la matriculación en la secundaria, las alumnas pueden reclutarse en el Ejercito de Israel o en el Servicio Nacional.

Gracias a la ayuda de nuestros amigos en México, podemos otorgarle a nuestras alumnas un hogar cálido, comprensión, educación pero por sobre todo: Amor.

Sigamos trabajando por el bien de Israel, nuestro país!

Adrián List
Director para América Latina Migdal Ohr.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorDescubren la clave para “desnutrir” al Covid y evitar que se reproduzca en los pulmones
Artículo siguienteAustria crea el premio Simon Wiesenthal para la lucha contra el antisemitismo
El solo acto de ayudar al prójimo, de escucharlo, de comprender sus penas y aflicciones, aunque sepamos que nuestra acción tenga pocas posibiildades de ser exitosa, es un trabajo largo y complejo, pero que al fin y al cabo nos llena de satisfacción y brinda la posibildad de ver milagros aqui y ahora.