El ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Ernesto Araujo, comparó el aislamiento social implementado en distintos países por sugerencia de la Organización Mundial de la Salud con los campos de concentración nazis en una crítica a un libro publicado recientemente por una editorial italiana.

“Según el autor, Arbeit macht frei es el lema correcto de la nueva era de solidaridad global que se avecina como resultado de la pandemia”, escribió Ernesto Araujo en una publicación del 22 de abril en su blog en portugués, Meta Political Brazil . “Los comunistas no repetirán el error de los nazis y esta vez lo usarán correctamente”, añadió el controvertido canciller brasileño.

“¿Cómo? Quizás convenciendo a la gente de que es por su propio bien que estarán atrapados en este campo de concentración, desprovistos de dignidad y libertad. Se me ocurre proponer una definición: el nazi es un comunista que no se molestó en engañar a sus víctimas”, escribió Araujo en sintonía con el discurso del presidente Jair Bolsonaro, quien en la últimas horas aclaró que se llama Messias pero “no hago milagros”.

Lo cierto es que Araujo hizo estas polémicas apreciaciones al discutir el libro “Virus” del popular filósofo esloveno de extrema izquierda Slavoj Zizek y en momentos que Brasil sufre la muerte de más de 5500 personas y suma casi 80 mil infectados por el virus mortal, siendo el tercer país en el triste ranking de los más afectados por la pandemia.

Varios grupos judíos reaccionaron a la declaración del ministro de Asuntos Exteriores, que formaba parte de una publicación titulada: “El virus comunitario ha llegado”.

“La extraña comparación del canciller Araujo es un claro ejemplo de la trivialización de lo que eran los campos de concentración, que tomaron tantas vidas y dejaron tanto sufrimiento. Es de mal gusto, peligroso y demuestra una completa ignorancia del tema ”, dijo Ariel Krok, miembro brasileño del comité directivo del Cuerpo Diplomático Judío del Congreso Judío Mundial.

El ministro también criticó la legitimidad que los países están prestando a la Organización Mundial de la Salud, que lidera los esfuerzos para combatir el coronavirus a nivel internacional.

“Con el pretexto de la pandemia, el nuevo comunismo intenta construir un mundo sin naciones, sin libertad, sin espíritu, dirigido por una agencia central de ‘solidaridad’ a cargo de vigilar y castigar. Un estado de excepción global permanente, que transforma el mundo en un campo de concentración importante”, sostuvo Araujo.

coro
Fosas comunes para sepultar a los muertos en Brasil por el COVID-19

Judíos por la democracia, un grupo de izquierda que se opone al presidente brasileño Jair Bolsonaro y su personal, advirtió fuertemente contra la comparación entre el nazismo y el comunismo, según resaltó The Times of Israel en su sitio web.

“El régimen nazi era de extrema derecha en su esencia. Comparar esto con los errores del comunismo es absurdo”, transmitió el grupo en las redes sociales. “El nazismo y el comunismo comparables es uno de los revisionismos históricos más peligrosos de la actualidad. No son y nunca serán lo mismo”, añadió.

“Los que insisten en hacer este tipo de analogía utilizan un desagradable argumento bárbaro, sin respetar la memoria de más de seis millones de judíos y sus familias”, dijo a The Times of Israel Persio Bider, presidente de la Juventud Judía Organizada.

El Comité Judío Americano (AJC, por sus siglas en inglés) también repudió los dichos del ministro brasileño. “Esta analogía utilizada por Ernesto Araujo, el canciller de Brasil, que compara las medidas de distanciamiento social con los campos de concentración nazis es profundamente ofensiva y totalmente inapropiada. Debería disculparse de inmediato”, reclamó la importante organización en su cuenta en Twitter.

Según consignó la Agencia de Noticias AJN, la Confederación Israelita de Brasil (CONIB) también manifestó que “condena enérgicamente el comentario hecho por el canciller brasileño, Ernesto Araujo, comparando el aislamiento social para combatir Covid-19 con los campos de concentración nazis”.

“No hay comparación posible entre una medida sanitaria, adoptada en todo el mundo para combatir una pandemia, y acciones persecutorias y racistas contra una minoría inocente, que culminó con el exterminio de 6 millones de judíos en Europa. Esperamos una retracción inmediata”, añadió la organización.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorKnesset aprueba en primera lectura el gobierno de unidad de Likud y Azul-Blanco
Artículo siguienteExpo El Maguey
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.