El ha llegado y nos hace notar nuestra fragilidad y el poco control que tenemos de  nuestra vida. Este virus  nos ha producido encierro, aislamiento, miedo que  sale del interior y se derrama por el cuerpo y la cabeza. Se conecta con temor a las carencias y se  provocan compras de pánico.  Surgen sensaciones y actitudes que golpean nuestra soberbia y alimentan nuestra inseguridad. Pensé que  tenía el mundo en mis manos, ahora sé que es al revés, estoy en las manos del mundo.

Aquella idea que tenía de ser fuerte, se bambolea al darme cuenta de esa vulnerabilidad, se despliega una sonrisa hipócrita. Las agarraderas se rompen, nos damos cuenta que estamos inermes y aún no hay medicamentos modernos para vencer la enfermedad.   Qué difícil dar esa patada mental a tus creencias y sonreír ante los demás. Somos seres sociales, y hemos tenido pérdidas  materiales y emocionales importantes durante el encierro. Algunas reuniones se hacen por zoom, lo he logrado. Que emoción sentí ver a algunas de mis amigas y escucharlas hablar.

Conviven  miembros de la misma familia durante más tiempo. Los fantasmas mentales y pensamientos inoportunos llegan de visita. ¿Sera bueno comentarlos o mejor que cada quién se quede con los propios?

Pueden   surgir desacuerdos, conflictos,  que aunados a la tensión  se convierten en discusiones absurdas y agresivas. Las personas están con  los nervios alterados y  así, logran sacar un poco de tensión.  Se conocen mejor que antes, tanto las partes positivas como las negativas. Surge la idea de subir el volumen de lo positivo para seguir adelante. Nuestras emociones crecen hay miedo, tristeza y enojo, unido a una gran incertidumbre que va en aumento conforme el tiempo avanza.  Existe la costumbre de vivir calamidades, pero no a que se detenga la vida. Somos títeres sin saber que lo somos.

¿Quién es? pensamientos que llegan a la cabeza sólo para producir más tensión de la que existe. Hay que saber que algunos son sólo ideas y no tienen nada que ver con la realidad;  en algunas madrugadas, cuando se debate entre el estar dormido y el estar despierto, pensamientos negativos y realistas llegan de visita

Cada quien tiene una forma de pensar y no siempre coincide con los otros y menos en esta situación tan tensa que al pasar de los días se incrementa.    El concepto de limpieza es diferente en cada persona y hay desacuerdos acerca de los cuidados adecuados.

– ¿Lavaste los trastes? Hay que limpiar el piso.

-Yo lo veo limpio, ¿No ves esas manchas?

-No gastes tanta agua…  No uses tan poco jabón.

Nos damos cuenta  que tenemos que aprender a dominarnos y poner la mejor cara ante lo que sucede. Un poco de música para  escuchar o bailar es excelente, una lectura que nos distraiga,  lo probé y me cambio el humor. Ver lo positivo y no centrarse en lo negativo. Dicen por allí que los tiempos de incertidumbre fortalecen el alma. ¡Ya la tengo fuerte!  ¿Se puede pensar que esto  ayuda a bajar la tensión? Quien sabe…En este suceso que nos tocó vivir el pánico se desparrama como si fuera agua

La pandemia,   nos  obliga  a cambiar el estilo de vida, nuestros armarios se burlan de nosotros. Lo que pensábamos que era necesario, no lo es. No podemos cambiar lo que sucede, tenemos que cambiarnos a nosotros mismos,  lo que implica adaptarse y hacer lo posible por estar tranquilos.

Luis está en el supermercado y alguien coloca una mercancía por error en su carrito, él lo toma y lo pone en el de la señora que lo dejó por error en su carrito, esta con voz dura dice: No lo deje allí póngalo en su lugar y yo tomaré otro que no se haya tocado.  Se asoma a un pasillo y solo está una señora,  camina por el pasillo, ella le dice: haga el favor de esperar hasta que yo abandone el lugar.  ¡Orale! El miedo nos puede enloquecer y sacar lo negativo que traemos dentro.

El aíslalmiento aumenta la  inquietud al ver las calles vacías y la gente guardada. Hay quien anhela el trafico cotidiano Se necesita un autocontrol y  fuerza interior extraordinarios.  He sacado fuerzas y aceptación que no pensé que tenía. ¿Regresaremos a la anterior normalidad? ¿Cuál era? Me pregunto ¿Qué es lo que más extraño? La alberca, mis amistades, juntas de trabajo, el salón de clases, el trabajo comunitario,  la libertad de entrar al supermercado cuando lo deseo. No estar encerrada por decreto. . ¿Podré encontrar algo bueno en esta nueva cotidianeidad?

La vida cambió de repente. Se han bloqueado nuestras actividades diarias. Hay quien   piensa  que viene el fin del mundo y surgen las lágrimas de tristeza. ¿Esto fue todo?   Nos llega la idea de que la enfermedad puede acabar con la vida y la incertidumbre nos agobia provocando  pavor al pensar que podemos dejar de  ser.  ¡Qué horror!  Cambiamos esa angustia por una tristeza dulce.   Pensamos que ya duró mucho tiempo, ¿será que los buenos tiempos se acercan? Se habla de la nueva normalidad, ¿Cómo será?

Surge la necesidad de integrar  nuestro pasado para formar un futuro, poder cambiar el hecho de ahogarnos  en la preocupación y tensión excesiva,  por una cierta calma que nos facilite el  relajamiento mental y corporal.  A veces pienso que el daño mental puede ser peor  que el del virus. Cada día se hace más difícil, empezamos con muchos planes y buenos propósitos por la mañana y se posponen ya que las  ideas no llegan con tanta facilidad.  Al ocuparme, logro mayor cordura.

Hay todo el tiempo para leer, coser, pintar, pero no se tienen  las suficientes ganas de hacerlo. La pluma pesa más que antes. .Se siente  debilidad en las piernas y  en la cabeza. Se sienten mareos y sensaciones  desagradables,  ¿Será producto de la inseguridad? Empiezan  dolores musculares por la falta de movimiento.  ¡Es lo único que faltaba!  El solo aroma de la comida puede revolver el estómago. Se disfruta sacudir y limpiar el polvo que entra a caudales. Hay que obedecer la orden de lavarse las manos con frecuencia aunque se vea la piel más arrugada que de costumbre. Afortunadamente no se caen.

Hay que estar en cuarentena, o sesentena, no salir como forma de prevención. No  hacer lo que se desea.  Luisa tuvo que ir a recoger algo a una colonia cercana, estaba tan contenta con el paseo en coche,  que lo disfruto enormemente. ¿Quién le hubiera dicho que eso tan sencillo le iba a producir emoción?

Los gimnasios y albercas están cerrados. Después  del café mañanero sólo una ligera caminata.  Se siente la bendición del aire fresco de la calle, Se siente entre el aire tempranero y el de medio día.  Observar quien pasa es una diversión, y cada coche produce una idea diferente. He visto muchos coches blancos y rojos. Un ligero estornudo hace saltar a la gente que viene varios metros atrás. ¡No es para tanto!  Al regreso  se descansa en la barda pequeña que está a la entrada del edificio a saborear la frescura de la mañana y el movimiento de las hojas de los árboles que están en frente.

Veo a los pequeños vecinos discutir con sus hermanos o sus padres. Un chiquito de cuatro años, pregunta a su hermanito de seis años, ¿Este corona virus nos hará cambiar nuestros juegos? Veo a mamá más enojona e impaciente. Discute más con papá y con la empleada doméstica. La comida es muy parecida cada día, las cosas ricas que cocinaba no las hace  porque dice que no puede ir al supermercado tantas veces. ¡Hasta hacer las compras, se ha convertido en una operación especial!

. Nuestra libertad ha sido bloqueada. Hay que acumular tranquilidad, limpieza y esperanza.  El solo hecho de amanecer cada mañana es un regalo envuelto en la luz del día y el sol que empieza a salir despidiendo a las sombras nocturnas que van desapareciendo. En el horizonte se dibuja una línea anaranjada que brilla sobre las luces de la gran ciudad.

El secreto es enfocar tu energía para construir lo nuevo.  Aprovechar lo que el destino nos envía es una forma de crecer, mejorar  nuestras vidas, vivir en paz y sanamente. Se  recomienda paciencia e inteligencia en este proceso que está lleno de baches, curvas y niebla. La vida es eso que sucede, que nos determina y que a veces no observamos, por estar haciendo planes para vivirla mejor.  Lo cotidiano, el diario correr de las horas y los días es sencillo, a veces aburrido otras con mucho sabor, somos nosotros los que tenemos que darle un valor. El futuro es incierto e infinito. Puertas que no podemos abrir, muchas otras cuya cerradura cede ante nosotros,  lo cierto y lo incierto está a la mano.  Es menester aceptar que hay realidades duras que nosotros no podemos cambiar pero si hacerlas más ligeras. La vida  tiene un principio y un fin. Nada es para siempre y todo lo que sucede, agradable o desagradable termina.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorDeditos de Pollo con salsa de búfalo
Artículo siguienteNeonazis instan a infectar judíos y musulmanes con el coronavirus
Esther Friedman es Psicoterapeuta individual, pareja, familiar y de grupo con especialidad en "adultos mayores". Cursó la Licenciatura y maestría en Sociología en la UNAM donde fue docente en las cátedras de Psicología Social, Pedagogía y Psicoanálisis y Sociedad.Ha sido Terapeuta Familiar y Docente en el ILEF, donde también funge como docente y Supervisora desde 1993.En 1997 fundó y coordina hasta la fecha El Centro de Adultos Mayores (CAM), en ILEF. Terapia individual, familiar y de pareja donde se llevan a cabo constantes "grupos de reflexión" y talleres acerca de "Sensibilización acerca de la vejez", "Pareja y Familia", "El individuo en su contexto", entre otros.Obtuvo "Mención Honorífica" en su Tesis de Licenciatura en Sociologia sobre "El Divorcio". En Abril del 2001, presentó como tesis de maestría de Sociología en la UNAM, la tesis "MODERNIDAD Y VEJEZ" 1960-1999. Estudios de Caso en la Ciudad de México (Mención Honorífica).Ha participado en congresos nacionales e internacionales presentando los siguientes temas: "La resonancia y el sistema terapeutico total en la clínica de la 3ª y 4ª. Edad" en octubre de 2001.En marzo de 2002, en el congreso Vivere e "curare" la vecchiaia nel mondo se presentaron en Italia, (Génova), dos ponencias nuevas sobre el mismo tema: "Abuelita dime tu" y "Concierto de voces en el Sistema Terapeútico".En el Congreso Nacional de Terapia Familiar 2003, presentó " La resonancia en el sistema terapéutico total" ante ciertos casos especiales en la vejez.En Junio de 2005, se presentó ponencia en el congreso del CIESAS en Cuernavaca, Morelos sobre los prejuicios que se tiene sobre la vejez.en: The mexican internacional family Strenghs Conference in June 2005.Ponencia family and old age prejudices organizado por el centro de investigaciones y estudios superiores en antropología social ciesas y la universidad de nebraska en junio en Cuernavaca, MorelosEn 2005 se participó en el Congreso de Tlaxcala con dos carteles: El arte de envejecer y Prejuicios que condicionan la vejez en el Primer encuentro regional "la familia y su contexto: Perserspectivas de analisis y niveles de intervencion en el marco del XXVI aniversario departamento de educacion especializada Tlaxcala de Xicontencatl.En noviembre del 2006, en el Congreso Internacional de Terapia Familiar, en Acapulco Guerrero, se presentó la ponencia "Identidad en la Vejez".En febrero 2008, se llevó a cabo el Primer Congreso Internacional de Constelaciones Familiares y en él se llevó a cabo un taller de "Adultos Mayores".Septiembre-Diciembre 2008, en el Instituto de ConstelacionesFamiliares se llevó a cabo un curso de Sensibilización ante la Vejez durante diez sesiones de 3 horas cada una.En agosto 2008, en un evento llevado a cabo por el DIF de Colima, se dio una conferencia magistral sobre la vejez titulada: "Soledad, Aburrimiento y Depresión" y Un taller sobre "La Sabiduría de la Vejez".Visiones personales internas. Testimonios de los Viejos; temas más importantes que les preocupan.Una Nueva cultura de la Ancianidad: opiniones personales de los adultos mayores para una forma de vida más armónica.