Diario Judío México - Lewis Carroll es un seudónimo: Charles Lutwidge Dodgson era el verdadero nombre del autor y fue profesor de Matemáticas en la Iglesia de Cristo, Oxford. Dodgson comenzó la historia el 4 de julio de 1862, cuando emprendió un viaje en un bote de remos en el río Támesis en Oxford junto con el Reverendo Robinson Duckworth, con Alice Liddell (diez años de edad) la hija del Decano de la Iglesia de Cristo, y con sus dos hermanas, Lorina (trece años de edad) y Edith (ocho años de edad). Como queda claro en el poema al comienzo del libro, las tres chicas le pidieron una historia a Dodgson y, de mala gana, al principio comenzó a contarles la primera versión de la historia.

Hay muchas referencias medio ocultas a los cinco a lo largo del texto del libro, que se publicó finalmente en 1865. El traductor ha evitado la tentación de convertir esta traducción en una “Yiddishized”, en la que viven los personajes. muévete y muévete en un mundo judío de Europa Oriental, ahora desaparecido. Hacerlo sería un ejercicio de nostalgia y, tal vez, privaría al original de su encanto eterno y de cuento de hadas. Porque el mundo de Alicia es el de la Inglaterra victoriana de clase media, con sus modales, costumbres, prejuicios e idiosincrasias, y el mundo que visita es el mismo mundo que giró sobre su cabeza, por así decirlo.

En la transliteración de letras hebreas a latinas, este libro hace uso de la ortografía estandarizada adoptada en 1936 en una conferencia en Vilna patrocinada por el Instituto YIVO para la Investigación Judía. Aunque no hay letras mayúsculas en letra o escritura yiddish, naturalmente se requieren en una romanización.