Diario Judío México - La Cámara de Diputados de instó este miércoles al jefe de Estado, Mario Abdo Benítez, a hacer retornar a Jerusalén la embajada en del país suramericano, actualmente en Tel Aviv tras la decisión de llevarla a esta ciudad hace un año por el actual Gobierno, del conservador Partido Colorado.

En septiembre de 2018, menos de un mes después de su llegada al poder, Abdo Benítez ordenó que la embajada volviera a Tel Aviv, revocando con ello la decisión del anterior presidente, el también colorado Horacio Cartes, quien en mayo decidió trasladarla a Jerusalén, en sintonía con EE.UU. y Guatemala.

La declaración parlamentaria, aprobada sobre tablas (no tratada previamente en comisiones), considera que ese giro político de Abdo Benítez “generó una tensión diplomática innecesaria con , además de no generar ninguna ventaja en ningún aspecto para el país”.

Recuerda además que la “desacertada decisión” había causado la reacción del Gobierno de con el cierre de la embajada de su país en Asunción.

“De esta forma perdimos a un aliado estratégico con el cual hemos mantenido largos años de amistad, un canal de comercio importante, cuya balanza es ampliamente favorable a nuestro país”, subraya la declaración.

También resalta que la Constitución paraguaya respeta la autodeterminación de los pueblos y que para “el Estado de su única capital es Jerusalén”, por lo que argumenta que la embajada debe trasladarse de nuevo a esa ciudad.

La propuesta fue una iniciativa de diputados de Honor Colorado, la corriente del oficialismo liderada por Cartes y enfrentada a la de Abdo Benítez.

En declaraciones este martes en Jerusalén, Cartes afirmó que la revocación del traslado de la embajada fue “una reacción más contra” él “que contra ”.

Cartes subrayó que Israel “siempre ha ayudado a de forma increíble, con tecnología, en agricultura y con becas”.

Tras la revocación, Israel anunció el cierre de su embajada en y el fin de la cooperación con el país suramericano

El entonces canciller de , Luis Alberto Castiglioni, defendió que el retorno de la embajada a Tel Aviv se tomó en línea “con la de apego al derecho internacional que ha decidido desarrollar”.