Diario Judío México - murió hace cincuenta años y es una Estrella enorme en el firmamento literario del hebreo moderno. Escritora versátil brilla en diferentes salones.

Escritora versátil y prolífica escribió artículos para diferentes periódicos, fue editora, crítica literaria y teatral, cuentos para niños, novelas para adultos y traducciones al hebreo de seis idiomas, pero sobre todo y siempre, desde los doce años, escribió poemas. Su poesía es muy personal, introspectiva y moderna por su tono sencillo y sin pretensiones.

Lea nació en , entonces Prusia, el 29 de mayo de 1911, vivió su infancia en Kovno, Lituania. Durante la I Guerra Mundial, su familia fue exiliada a y después de la guerra regreso a Kovno, estudio en el Gimnasio Hebreo y en la Universidad de Kovno. En 1930 viajo a Alemania, ingreso a la Universidad de Berlín, a la Universidad de Bonn, allí obtuvo el doctorado en Lenguajes Semíticos en 1933; también estudio historia y pedagogía.

Resultado de imagen para Lea Goldberg

En 1935 decidió viajar a Palestina, cuando llego a escribió en un poema:

Como puede el aire de la pequeña ciudad
Soportar tantos
Recuerdos infantiles, amores desgarrados
Que fueron desnudados en alguna entidad.

Un año más tarde llegó su mama; Lea nunca se casó y vivió con su mama hasta su muerte. La mama murió años más tarde en 1982.

En 1938 escribió en “El valor de lo ordinario”, defendiendo una vida y la centradas, “en el difícil trabajo de cada día que exige concentración y precisión” …trabajo que “no incluye ninguna celebración de ideales gloriosos y luces de colores.” Sin embargo, hay un tesoro extraordinario oculto en su “mundo ordinario.”

Pino
Aquí no escuchare la voz del cucú
Aquí el árbol no vestirá una capa de nieve
Pero aquí en la sombra de estos pinos
Toda mi niñez revive
Al chasquido de las agujas: hace tiempo
Llame al espacio de la nieva hogar
Y la nieve verde a la orilla del rio
Era la gramática de la poesía en un lugar ajeno
Tal vez solo los pájaros migratorios conocen
Suspendidos entre tierra y cielo
El dolor del corazón de dos hogares
Con ustedes fui plantada dos veces
Con ustedes, pinos, eché
Raíces en dos paisajes disparatados.

Al principio de los años 50’s llego a Jerusalén y entro a trabajar en la Universidad Hebrea, primero como maestra y conferencista en el Departamento de General y Comparativa, en 1952 ascendió a la dirección y allí estuvo hasta el final de su vida. Tuvo gran influencia en la formación y desarrollo de jóvenes poetas; respetada y admirada por los poetas ya establecidos. Su influencia se extendió más allá del campo de “poesía de mujeres”. Recibió varios premios:

Ruppin en ’49, Shlonsky en ’56, Kugel en ’60 y, en Nueva York, Neuman en ’69. El Premio para le fue otorgado póstumamente en “70.

Resultado de imagen para Lea Goldberg

La poesía de se distinguía por su maestría en las estructuras formales y en su rima estricta. Pero, en 1964, en “Esta Noche” supero la rigidez de la rima y las formas heredadas, en el último poema: “Hacia mi Persona” abandono el metro regular y la rima casi por completo afirmando su personalidad poética y refutando la autoidentificación tradicional femenina a través de la mirada masculina y su aprobación. En sus últimos poemas hay una destilación lírica, una sensibilidad de aire contemporáneo, el poema “Hacia mi Persona” dice:

Los años han hecho mi rostro
Con memorias de amores
Y adornando mi cabello con hilos ligeros de plata
Haciéndome más hermosa
En mis ojos se reflejan
Los paisajes
Y senderos que he pisado
Pasos cansados y amorosos
Si me vieras ahora
No reconocerías tus ayeres
Camino hacia mi persona
Con un rostro que buscaste en vano
Cuando caminaba hacia ti.

No faltaron las objeciones a su trabajo, fue criticada por la sencillez de sus poemas y porque parecía repetirse. Nada la detuvo, siguió escribiendo poesía hasta su muerte, vencida por el cáncer, el 15 de enero de 1970.

El último libro de poesía que publico fue “En la Superficie del Silencio”. Los poemas que se reunieron después de su muerte se publicaron con el título She’erit Haim.

Algunos Fragmentos de sus últimos poemas fueron presentados como pequeños refugios en un mar de silencio:

Sí, tengo más,
Más bonita todavía
Mas preciosa todavía
Tengo más:
Palabras de adorno
Y sabiduría
Y extravagancia
Y palabras de verdad’

****

Si no fuera por vencimiento
Y el perfecto
Conocimiento
Los pondría frente a ti
Como un collar encantado de islas.

****

La distancia entre yo y la ella de los poemas
Es como la distancia entre mi cuerpo y mi sombra
En la pared. Pero yo moriré, ella se quedara
Y eso no se lo puedo perdonar.

****

En todo, hay por lo menos una octava parte
Esta es la muerte. Su peso no es grande
Con que gracia secreta y sin cuidado
La llevamos donde quiera que vamos.

****

Ya los silencios son fáciles
La luz es brillante
Cuando no hay caminos
No hay miedo de las fronteras
Y nada hay que revelar
Cuando no hay que’ ocultar.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.