La recuperación de la historia de  puede dar estos días un paso muy importante y a la vez convertirse en un revulsivo turístico, “un auténtico bombazo”, según el alcalde, para la ciudad de confirmase lo que todos los datos apuntan sobre la ubicación en la zona del ‘Niño perdido’ de la gran sinagoga medieval que tuvo en su tiempo y que en su fecha fue una de las más grandes de España.

Este martes visitaba esta zona, ahora propiedad municipal, el alcalde de Utrera, José María Villalobos, junto a la delegada de Turismo, María del Carmen Cabra, y el equipo técnico que comenzará en breve, una vez se tenga autorización de la Comisión Provincial de Patrimonio, la primera fase de los trabajos arqueológicos que se van a desarrollar en la zona.

La zona donde se realizarán los trabajos y donde todo apunta que a distintas profundidades pueden aparecer los restos de la sinagoga se encuentra en varios inmuebles de la zona de la judería, en concreto uno que da al callejón del ‘Niño perdido’ y una edificación trasera a la que se accede por la calle Fray Cipriano de Utrera.

En la zona hay restos en una primera planta a ras de suelo correspondientes a los siglos XIX y XX y se sabe con certeza que más abajo deben estar restos del antiguo Hospital de la Misericordia, que está confirmado que se albergó en esta edificación, y todo apunta que debajo de esos restos, a distintas profundidades entre los 40 centímetros y 1,50 metros, deben hallarse los restos de la antigua sinagoga medieval de Utrera, que incluso podrían estar en un buen estado de conservación.

El alcalde de Utrera (centro), José María Villalobos, y dos miembros del equipo técnico que dirige el proyecto, uno de ellos el arquitecto, Miguel Ángel de Dios.

La primera fase de los trabajos, que tendrá una duración de un mes aproximadamente, consistirá en la realización de sondeos bajo cota y lectura de paramentos, que ayudarán a fechar los distintos estratos del inmueble, según explicó Miguel Ángel de Dios, uno de los responsables técnicos del proyecto.

Las siguientes fases de los trabajos arqueológicos no están programadas y dependerán de los resultados que se obtengan en la primera fase durante las catas que se van a realizar.

El alcalde de Utrera (centro), José María Villalobos, y dos miembros del equipo técnico que dirige el proyecto, uno de ellos el arquitecto, Miguel Ángel de Dios.

Según explico el arqueólogo, los datos que se conocen es que en su época la comunidad judía tenía una fuerte implantación en la medieval, tanto en intramuros, como extramuros en la zona del ‘Niño perdido’ y en lo que hoy es la plaza del Altozano y que ya habló de ello en su época Rodrigo Caro, situando en esta zona la sinagoga judía, que después paso a ser, tras la expulsión de por los reyes católicos de los judíos en 1492, el Hospital de la Misericordia.

De confirmase en los trabajos arqueológicos la ubicación de la sinagoga de esta sería la quinta de estas características de y una de las de mayores dimensiones. Las existentes hasta ahora en son dos en Toledo y las de Córdoba y Segovia. Ello. Según el alcalde de sería “un bombazo y un gran reclamo patrimonial y turístico para la ciudad” y le daría a un atractivo más para ser visitado por los turistas, especialmente los de la comunidad judía con la que ya se han celebrado reuniones para dar a conocer este proyecto.

FuenteEl Correo

1 COMENTARIO

  1. Siempre será bienvenido cualquier vestigio de nuestra cultura y religiòn. De ser asì, seguro que habrán varios cientos de personas que acudiremos al lugar.
    Felicidades y que sea con éxito.

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorFatah y Hamás acuerdan los términos para las primeras elecciones palestinas en 15 años
Artículo siguienteCátedra de Rosario Castellanos en el Senado de la República: “La situación de las Mujeres ante la pandemia por COVID19"