Diario Judío México - acusó a “los oficiales del Ejército libanés” de trabajar para el grupo terrorista chií y criticó a la misión de la ONU para Líbano (UNIFIL) por “no cumplir su mandato en la región como es necesario”.

“Los oficiales del Ejército libanés están trabajando para , mientras que UNIFIL no está trabajando para cumplir su mandato en la región como es necesario”, dijo el embajador de ante la ONU, Danny Danon, en una comparecencia ante el Consejo de Seguridad de la ONU.

Durante una sesión de este órgano destinada a discutir las supuestas violaciones de a la resolución 1.701 de la ONU, convocada por , Danon agregó que dicho grupo “ha construido una base terrorista dentro de una población civil, que se extiende hasta el lado israelí de la frontera, todo financiado por Irán”.

La resolución 1701 fue adoptada por el Consejo de Seguridad de la ONU en 2006 y puso fin a la guerra entre y , que en 34 días dejó al menos 1.200 muertos del lado libanés, y 156 de parte israelí.

“Esto no es solo una clara violación de la resolución 1.701, sino que supone que también usa a los civiles libaneses como escudos humanos. Si se atreve a atacar a , eso va a traer la ruina a Líbano”, declaró.

Durante su comparecencia, el embajador israelí mostró pruebas de la supuesta existencia de un “túnel de ataque” que comunica unas “instalaciones privadas” situadas en el sur de la localidad de Kafr Kila, con Israel, atravesando la conocida como Línea Azul, la demarcación establecida por la ONU entre ambos países.

Según Danon, Israel dio información a UNIFIL sobre la localización del túnel, que a su vez informó al Ejército libanés.

“Fuentes dentro del Ejército libanés informaron a Hezbollah sobre esta información, lo que permitió a la organización terrorista (Hezbollah) ocultar las operaciones del túnel y frustrar acciones defensivas de Israel”, subrayó el embajador israelí.

Además, Danon mostró fotografías aéreas que documentan infraestructuras del brazo armado de Hezbollah, incluidos depósitos de armas, centros de mando y control y dos túneles que penetran en Israel.

Por su parte, el enviado permanente de Líbano ante la ONU, Amal Mudallali, insistió en el “compromiso del Líbano con la resolución 1.701” y alertó sobre la “volátil situación” en la zona.

“Estamos siendo testigos de otra volátil situación en relación a los túneles. Líbano toma este asunto con mucha seriedad y ha dicho alto y claro y al más alto nivel que no está interesado en otro conflicto”, agregó Mudallali.

Además, hizo hincapié en que el Ejército libanés se “ha desplegado intensamente en el área de las operaciones para asegurar que la 1701 es acatada estrictamente” y que está patrullando la zona.

“El Estado Libanés no ha cometido ninguna violación, mientras que las violaciones han sido cometidas por el Gobierno israelí”, dijo Mudallali, quien cifró en 1.800 las supuestas violaciones anuales de Israel de la resolución 1.701, entre las que señaló 84 violaciones del espacio aéreo en los últimos cuatro meses.